Domingo 19.05.2019
Manifestación por el agua

El sureste de España se queda sin agua para el sector agrícola

La falta de agua que sufre el sureste de nuestro país en el sector hortofructícola dio pie este pasado lunes a que miles de vecinos de las comunidades de Murcia y Almería se movilizaran en una zona agrícola común entre ellas, Villaricos

Multitud de regantes y productores en la manifestación de este lunes en Villaricos
Multitud de regantes y productores en la manifestación de este lunes en Villaricos

Este lunes se reunieron en Villaricos, zona agrícola común entre Almería y Murcia, multitud de vecinos para manifestar su descontento con la falta de agua que sufre el sector. La mayoría de los manifestantes eran regantes y productores de ambas provincias; Águilas, Cartagena, Puerto Lumbreras, Lorca y la Vega Baja alicantina. Exigían al Ministerio la reparación, con urgencia, de la desaladora del Bajo Almanzora que quedó inutilizada en el 2012 debido a las inundaciones. Javier Serrano, presidente de Aguas del Almanzora, comentó que estos vecinos dependen de los trasvases del Tajo y del Negratín en un 70% y que están cerrados, por lo que temen que el desastre llegue pronto.

El presidente del Sindicato de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), Lucas Jimnénez, asegura que las movilizaciones acaban de empezar “este ha sido el primer aldabonazo, y ha reunido a más de 5.000 afectados”. Los productores y los regantes de Almería, Alicante y Murcia han hecho “equipo” dados los intereses comunes.

La semana pasada se celebró una junta general extraordinaria del Scrats donde se propuso realizar una reunión con todas las comunidades de regantes del trasvase y con sus alcaldes, para ver qué opinan todos los componentes de la Mesa del Agua.

La movilización se ha producido en una zona agrícola que tiene más de 24.000 hectáreas. Durante la manifestación convocada por la Mesa de Agua de Almería, fueron lanzadas duras críticas al Ministerio de Agricultura y a los políticos de la zona. Estas hacían referencia a que aún no han sido capaces de reparar la desaladora del Bajo Almanzora (propiedad de Acuamed), con capacidad de 15 hectómetros anuales. Javier Serrano asegura que hay pendiente una cesión de derechos de 5 hectómetros, volumen que no resuelve el problema de los regantes y productores.

En la mayoría de comunidades se han quedado sin agua; además de no haber perspectivas de que los acueductos del Tajo y del Negratín se abran en los próximos meses. La única solución sería que lloviera para que se recuperasen los embalses.

Comentarios