lunes 14.10.2019

Obama y Hu Jintao acuerdan aumentar la cooperación económica y estratégica

Los presidentes de EEUU, Barack Obama, y de China, Hu Jintao, acordaron este miércoles en su primera reunión bilateral aumentar la cooperación económica entre sus respectivos países para tratar de resolver la crisis global. Como había hecho pocas horas antes con el presidente ruso, Dmitri Medvédev, al acordar visitar Moscú, Obama aceptó la invitación de Hu para visitar China y se desplazará a ese país en la segunda mitad del año, informó la Casa Blanca. En unas breves declaraciones a la prensa, antes de que comenzara su reunión, Obama afirmó que "la relación entre China y EEUU no es sólo importante para los ciudadanos de ambos países, sino que ayudará a sentar las bases sobre cómo el mundo hará frente en los próximos años a toda una serie de desafíos".

En un comunicado, la Casa Blanca indicó que la reunión, que duró en torno a una hora, abordó tanto asuntos políticos como económicos. Así, se acordó el establecimiento de un "Diálogo Económico y Estratégico EEUU-China", que mantendrá su primer encuentro en Washington durante el verano boreal y en el que EEUU estará representado por la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y el secretario del Tesoro, Timothy Geithner.

Los mandatarios chino y estadounidense, cuyos países han sufrido roces en los últimos meses en su relación debido a desacuerdos económicos, dedicaron buena parte de su conversación a la crisis financiera y expresaron su voluntad de colaborar para "recuperar la senda del firme crecimiento". También se declararon dispuestos a colaborar para fortalecer el sistema financiero internacional de manera que una crisis así no vuelva a repetirse.

Ambos mandatarios, que han adoptado ingentes planes de estímulo económico en sus respectivos países, consideraron que esas medidas ya han comenzado a jugar "un papel estabilizador" en la economía global. Los expertos han criticado el plan de estímulo chino, valorado en casi 600.000 millones de dólares, al considerar que pone demasiado énfasis en la inversión en infraestructuras y por lo tanto tendrá escaso impacto en la creación de demanda interna.

Un déficit financiado por China

Por otro lado, China había expresado en las últimas semanas su preocupación por el creciente déficit estadounidense, que se proyecta de 1,8 billones de dólares para este año y que se financia en buena parte por la adquisición de deuda de EEUU por parte china.

Los dos se mostraron de acuerdo en que las instituciones financieras internacionales deben contar con más recursos que les permitan asistir a los países en vías de desarrollo y aseguraron que tomarán medidas para ello.

Igualmente expresaron su determinación de luchar contra el proteccionismo y garantizar "unas relaciones comerciales sólidas entre EEUU y China".

En el terreno político, ambos mandatarios abordaron asuntos como las conversaciones para la desnuclearización norcoreana o el programa nuclear iraní, así como la situación en Sudán o el sureste asiático. Ambas partes, según la Casa Blanca, acordaron "mantener una conversación y coordinación estrechas y colaborar para la resolución de conflictos y reducción de las tensiones que contribuyen a la inestabilidad global y regional".

Obama y Hu Jintao acuerdan aumentar la cooperación económica y estratégica