miércoles 20/10/21

La venta de ‘La esclusa’, un posible aviso para Cultura

Carmen Cervera subastó el pasado 3 de julio en Christie’s la obra de Constable por 28 millones de euros. Los expertos en arte esperan que Cultura evite la salida de más cuadros

La venta de ‘La esclusa’, un posible aviso para Cultura

Ni la fundación Thyssen-Bornemisza, ni el ministerio de Cultura de Wert se pronuncian. El silencio deja en el aire el desconsuelo de los entendidos en arte que ven en la venta de 'La esclusa' una pérdida lamentable para España.

La baronesa Thyssen posee una colección privada de 200 obras valorada entre 600 y 800 millones de euros. Lleva cediéndolas al museo Thyssen, dependiente del Ministerio de Cultura, y al museo de Málaga desde 1999. Este año volvió a negociar la cesión durante un año más, pero la venta de 'La esclusa' de John Constable suena a presión por parte de la baronesa para renegociar el futuro de la colección. ¿Alquiler? ¿Compra por parte de Cultura? La respuesta se desconoce, pero Carmen Cervera ya ha dejado claro con su gesto que no le tiembla el pulso a la hora de despojar a España de una obra de arte.  

La baronesa Thyssen puso el pasado 28 de mayo en subasta el cuadro que el barón adquirió por 10,8 millones de euros. La obra ascendió hasta los 28 millones, precio por la que fue adquirida en la londinense sala de subastas Christie's el pasado 3 de julio. "Fue una pérdida lamentable para España", asegura a este periódico el doctor en Historia del Arte de la Universidad de Bellas Artes de Granada, Eduardo Quesada Dorador.

'La esclusa' de Constable es uno de los seis cuadros más famosos del pintor inglés. Un pintor especializado en paisajes donde 'El carro de heno' ha sido su cuadro más famoso. Ahora 'La esclusa' se encuentra fuera de las fronteras españolas y Quesada espera que este caso quede en la excepción. "La baronesa ha hecho un gran esfuerzo para que tantas obras de arte espléndidas reunidas por el barón sean parte de España".

Cultura no impidió la salida de la obra

La colección privada de Carmen Cervera lleva cedida en el museo Thyssen desde 1999 y el contrato terminaba en febrero de 2011, con González Sinde como ministra el contrato se alargó hasta febrero de 2012 y, ya con José Ignacio Wert se siguió la misma operación. Aun así la baronesa llevaba desde 2004 negociando con el Estado el alquiler de las obras en beneficio de España y hasta hoy no se ha conseguido nada. El experto en arte Eduardo Quesada lamenta que no haya habido "ninguna iniciativa oficial o empresarial que impidiese la salida de la obra de España mediante su compra".

El Ministerio de Cultura prefiere no hablar acerca del tema. La Fundación, tampoco. Las cosas parecen tensas entre ambas partes. En plena crisis y con los ajustes presupuestarios que está llevando a cabo el Gobierno de la Nación no parece el mejor momento para invertir en arte aunque Quesada insiste: "Es necesario recordar las obligaciones que tienen las instituciones públicas para con nuestro patrimonio artístico sin que la actual crisis deba ser un obstáculo para su incremento. Por ejemplo, encuentro evidente que determinadas obras de arte propiedad de unas cajas de ahorros en un proceso de privatización inevitable, según se nos repite, deben pasar a propiedad pública antes de que ese proceso termine, enriqueciendo los museos de las ciudades o provincias de donde son las propias cajas".

El futuro del arte que tiene España podría correr riesgo si Baronesa y Ministro no llegan a un acuerdo para febrero de 2013.