jueves 15/4/21

Estrella Digital

Adaptados a todos los gustos

Cómo conseguir muebles baratos

La venta online de muebles permite que todos los consumidores puedan tener delante de ellos la gran variedad de productos, algunos de ellos a precios más reducidos

mueble
Muebles baratos.

Porque se quiere cambiar el aspecto de alguna estancia y no se tiene demasiado presupuesto, porque queremos incorporar un nuevo elemento a una casa alquilada que luego tendrá que quedarse allí, porque se trata de un mueble auxiliar en el que no hay por qué gastar mucho... La adquisición de muebles es algo que plantear como una inversión, tal es la función que cumplen a nivel y funcional y estético. Pero ni la calidad está reñida con el buen precio ni siempre merece la pena hacerse con lo más caro.

Hay formas de gastar poco dinero en muebles, al alcance de cualquier usuario.

Tiendas económicas

Tiendas como Mobiprix ofrecen toda una selección de muebles online que son, además, muebles baratos. Su catálogo abarca enseres propios de salón comedor, dormitorios, muebles juveniles, recibidores y oficinas, y su apartado de ofertas merece ser repasado de cuando en cuando. Lo atestiguan ejemplos como un cabecero de cama por menos de 50 euros, un sofá cama por menos de 200 o una silla de oficina que no llega a los 35 euros.

La empresa tiene varias delegaciones, sobre todo, en Cataluña, y además de tener precios bajos, ofrece facilidades de pago a través de la fracción de compra en tienda, sin necesidad de papeleo.

El cliente también puede acogerse a esta modalidad a través de Internet, seleccionado la opción “Fracciona tu pago” al realizar el pedido, de forma que pagará solo la primera cuota. Tras recibir el pedido, el resto de pagos se cargará automática a la tarjeta, con un coste único de 3 a 37 euros por cuota, dependiendo del importante total del pedido.

Comparar y comparar

La mayoría de las tiendas de muebles tienen en la actualidad catálogos online, siendo conscientes de que facilitar a sus clientes la posibilidad de ver productos y realizar pedidos 24 horas al día durante los 7 de las semanas, aumentará sus posibilidades de crecer. Y esto, claro, se traduce en evidentes ventajas para ellos y para los usuarios.

Herramientas como Google Maps o como la versión online de las tradicionales Páginas Amarillas ayudan a localizar tiendas cercanas, y contienen enlaces a sus webs para poder ver sus catálogos. Si interesa más lo que ofrezcan que la ubicación, se puede buscar a través de Google Shopping, introduciendo la palabra clave en el buscador y haciendo uso de los filtros.

La opción, sin embargo, tiene sus desventajas. Al fin y al cabo, el tiempo tiene mucho valor en sí mismo, así que cabe hacerse la pregunta: ¿merece la pena molestarse tanto por ahorrar algunos euros, cuando en una sola tienda se pueden encontrar precios increíbles?

¡Manos a la obra!

Los tutoriales han elevado a otra categoría eso del “Hazlo tú mismo”. Hay cientos de ideas con las que construir unos muebles que, cuanto menos, tendrán mucha personalidad. Si están hechos a la medida de quien los va usar, la funcionalidad y la estética, adaptada a sus gustos y necesidades, está garantizada.

Se puede partir de materiales reciclables, como los ya famosos palets o como los cajones de frutas. Otra opción es modificar muebles viejos que ya se tuvieran en casa, aplicándoles técnicas de envejecimiento, pintándolos o pegándoles vinilos originales.

Sin embargo, por mucho que las webs especializadas dirijan tutoriales a sus seguidores con todo lujo de detalles, se corre el riesgo de estropear el mueble si no se le da el tratamiento correcto, aun quedándole todavía vida útil por delante. No todos somos unos manitas.

Compraventa de muebles

La compraventa entre particulares también vive una edad dorada con esto de Internet. Prueba de ello es que ahora Facebook, con MarketPlace, también quiere competir en un mercado que reúne a millones de usuarios en todo el mundo.

Una opción que, claro, también podría resultar menos recomendable que recurrir a una tienda, física u online, con un catálogo amplio de muebles baratos. Para empezar, el comprador se expone a las malas prácticas de un vendedor que, posiblemente, no conoce.

Evitar estafas debería implicar un intercambio presencial en un lugar transitado y a plena luz del día, así como la firma de un contrato de compraventa entre particulares. Diferentes organizaciones de consumidores ofrecen modelos en sus webs.

Por otra parte, el usuario no siempre maneja toda la información cuando realiza transacciones de este tipo. Las compras online de artículos de segunda mano están sujetas a impuestos, en concreto, al de Transmisiones Patrimoniales (ITP). Es decir, que los productos de plataforma que fomentan este tipo de intercambios, como Wallapop o eBay, tributan a entre un 4% y un 8%. Al fin y al cabo, también es comercio, como recordaba el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, el pasado mes de noviembre.

Comentarios