martes 28/9/21

El Senado recibe unos presupuestos que podrían aprobarse el día 23 sin cambios

El Senado comienza a tramitar de los presupuestos generales del Estado para 2021 aprobados el jueves pasado por el Congreso y que posiblemente salgan de la Cámara Alta ratificados definitivamente el próximo 23 de diciembre si, como espera el Gobierno, no se introduce ningún cambio en el texto

Al menos así lo aseguró la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, una vez que el pleno de la Cámara Baja aprobó las cuentas públicas para el próximo año, al explicar que el PSOE y sus socios de Gobierno, Unidas Podemos, no tenían previsto plantear más enmiendas al proyecto avalado por el Congreso con amplia mayoría.

Las mayorías de la Cámara Alta

El grupo parlamentario socialista es el mayoritario en la Cámara Alta, con 113 senadores de 265, pero Unidas Podemos solo tiene representación a través de una senadora de En Comú Podem, integrada en el grupo parlamentario de la Izquierda Confederal. Otra cosa es lo que puedan hacer otras formaciones que también ha respaldado los presupuestos en el Congreso, como el PNV, con diez senadores, o ERC y EH-Bildu, que comparten un grupo de 15 senadores.

El PP, la única alternativa

Sin contar con el respaldo de los socialistas, para forzar la aprobación de alguna posible nueva enmienda estas fuerzas precisarían sumar a sus 25 escaños los 97 del grupo popular, única mayoría aritmética alternativa.

Parece que el Gobierno utilizará los votos de los independentistas 

Durante la tramitación presupuestaria en el Congreso, PP, Vox y Cs llegaron a sacar adelante algunas enmiendas firmadas por ERC y EH Bildu en oposición al PSOE y Unidas Podemos, maniobra que de repetirse en el Senado sí les permitiría eludir la mayoría socialista, que en principio tiene la llave para incorporar cambios.

Si los presupuestos no se retocan, el 23 de diciembre quedarían definitivamente aprobados y listos para su publicación en el Boletín Oficial del Estado sin necesidad de volver al Congreso la última semana del año, algo que solo sucedería si la Cámara Alta admite modificaciones por pequeñas que sean. Con este panorama por delante, en principio, el Gobierno no tendría mayores ataduras para superar las últimas dos semanas que restan para la aprobación de las cuentas públicas del próximo año, salvo que por razones políticas los socialistas decidan aceptar alguna de las enmiendas que puedan presentar sus socios presupuestarios.

Y ni siquiera todos, ya que en el Senado no hay representantes catalanes del Partido Demócrata porque los cinco senadores del grupo nacionalista catalán pertenecen a JxCat; a cambio sí tienen escaño formaciones que no están en el Congreso, como Geroa Bai, la Agrupación Socialista Gomera o Més per Mallorca.

De momento, el grupo popular ya ha anunciado que, además de intentar recuperar enmiendas que no lograron aprobar en el Congreso, presentará otras nuevas, de carácter más territorial, en una práctica novedosa para la que su portavoz, Javier Maroto, ha logrado el visto bueno de la dirección de su partido.

La tramitación comenzará mañana

La tramitación en el Senado comenzará con la publicación este miércoles del todavía proyecto presupuestario en el Boletín Oficial del Senado, un paso que permitirá designar la ponencia correspondiente en la Comisión de Presupuestos y arrancar el ciclo de 39 comparecencias de altos cargos que informarán de las correspondientes partidas a instancias de los grupos. Será a partir del miércoles por la tarde, y continuará el jueves y el viernes; entre tanto, los grupos ya podrán presentar su propuestas de veto (equivalentes a las enmiendas de totalidad del Congreso) de cara al primer debate en pleno de las cuentas públicas, que tendrá lugar a partir del lunes 14 de diciembre.

El enjuague de las enmiendas

También podrán presentarse enmiendas a las distintas secciones que componen el proyecto en las que se detalla el presupuesto de cada ministerio u organismo público; podrán hacerlo hasta el mediodía del próximo viernes. Con el actual juego de mayorías, se espera que en el debate de los vetos generales y a las secciones ninguno salga adelante, lo que llevará el proyecto legislativo al trámite de enmiendas parciales en la Comisión de Presupuestos, cuya ponencia se reunirá el 16 de diciembre, para dictaminar al día siguiente.

Las enmiendas no aceptadas por la comisión podrán ser elevadas al pleno como votos particulares que los senadores podrán registrar hasta el mediodía del viernes 18, de cara a la sesión plenaria de dos jornadas, entre el 22 y el 23 de diciembre, con la que culminará la tramitación de los presupuestos en el Senado.

Ese pleno, el último que la Cámara Alta celebrará este 2020, pondrá punto final a una rápida tramitación de las cuentas públicas que el Senado habrá solventado en quince días.

Comentarios