martes 26/1/21

Se acabó la fusión de Sabadell y BBVA por diferencias en el precio y en los cargos

Esta fusión hubiera generado un grupo financiero con más de 950.000 millones de euros en activos

El Banco Sabadell y BBVA han finalizado las conversaciones que mantenían para su fusión sin alcanzar un acuerdo, informaron ambas entidades en sendos hechos relevantes remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El Sabadell, en su comunicación al supervisor, precisa que el motivo del desacuerdo ha sido la ecuación de canje de acciones entre ambas entidades.

El reparto de poder en la nueva cúpula del grupo resultante también ha sido un problema en las últimas jornadas. Primeramente,  la opción que estaba encima de la mesa era  que Josep Oliu fuera copresidente, mismo cargo que Carlos Torres, aunque con menor poder en la entidad resultante. Acto seguido, el máximo ejecutivo del Sabadell cedió ante las exigencias de BBVA y se mostró favorable a jubilarse a cambio eso sí, de que la fusión se realizase en metálico y no a través del intercambio de acciones.

La última propuesta de BBVA era nombrarle vicepresidente, y quería que Oliu tuviera más poder dentro de la nueva entidad, esa era la idea del BCE, por los temores de que en el caso Villarejo, Carlos Torres pudiera ser imputado.

Esta fusión hubiera generado un grupo financiero con más de 950.000 millones de euros en activos y un tamaño en España muy similar al que tendría la unión de CaixaBank y Bankia.

Las conversaciones de fusión entre BBVA y Sabadell se hicieron públicas el pasado 16 de noviembre y en los últimos días se habían filtrado diversas informaciones que apuntaban a que el acuerdo estaba cerca.

Ambas entidades habían decidido que, de llegar a buen puerto las negociaciones de su fusión, la presidencia ejecutiva del futuro grupo quedaría en manos de Carlos Torres, que ya ocupa ese puesto en BBVA, y la vicepresidencia no ejecutiva sería para Josep Oliu, el presidente del Sabadell.

Según la media de los analistas, la fusión de BBVA y Sabadell hubiera generará unas ahorro de costes de unos 700 millones de euros al año y un beneficio contable por el fondo de comercio negativo de al menos 7.000 millones de euros. 

Las dos entidades por tanto seguirán su camino en solitario, en espera de que en un futuro pueda haber nuevas operaciones de concentración en el sector.

Comentarios