lunes 10/5/21

Estrella Digital

El regreso de Laporta y un panorama muy convulsionado

Los medios reclamaban una respuesta a Laporta desde hace meses. | Europa Press

En el año 2003, el Fútbol Club Barcelona se encontraba sumido en una de las peores crisis institucionales y deportivas de su historia. En las elecciones de ese año, los socios del club catalán eligieron presidente a Joan Laporta. En ese momento, el abogado y empresario de 41 años asumió la difícil tarea de devolver al Barcelona a la cima del fútbol mundial. 

Durante la estadía de Laporta, el Barcelona consiguió volver a la élite, ganando 12 títulos entre 2003 y 2010.

Tras su triunfo en las elecciones celebradas el 7 de marzo, Laporta ha vuelto a triunfar y tiene gran reto para revivir al Barça. Esta vez, el presidente se enfrentará a un escenario de crisis institucional y deportiva similar al del 2003. La gestión de Josep María Bartomeu, el expresidente del Barcelona, dejó saldos negativos en prácticamente todos los frenes. Laporta tendrá la responsabilidad de devolver la ilusión a los socios.

Sin embargo, no será tarea sencilla. Económicamente, el Barcelona atraviesa serias complicaciones. A nivel institucional, la gestión de Bartomeu estuvo repleta de escándalos como el denominado “Barçagate”. Deportivamente, el Barcelona ha logrado títulos importantes en España, pero a nivel europeo la historia ha sido muy distinta. 

La posible marcha de Lionel Messi, quien finaliza contrato al terminar la temporada, es otro de los incendios que Laporta tendrá que apagar.

La frágil economía actual del FC Barcelona

 

La gestión de Bartomeu dejó al Barcelona en números rojos. Fichajes exorbitantes que no lograron los resultados esperados y la firma de contratos y renovaciones multimillonarios a jugadores que dieron poco rendimiento son algunas de las razones. Incluso, la pandemia ha agravado aún más el escenario económico.

El Barcelona se encuentra en una situación crítica en el ámbito financiero. Para poner en números esta situación, se estima que la deuda del club es de 1.173 millones de euros. 730 de esos millones constituyen la deuda a corto plazo. Estos números son alarmantes e indiciarios de una posible quiebra del club blaugrana.

¿Cuáles serán las medidas de Laporta para contrarrestar la situación? Tras su victoria, Laporta habló de la necesidad de implementar “medidas para resolver la deuda, el control del gasto y el incremento de los ingresos”. El presidente dejó ver, además, que apostará fuertemente por la tecnología para proveer a sus aficionados “contenido deportivo, de entretenimiento o cultural” a través de alianzas. 

Laporta también hizo mención de nuevas maneras de generar ingresos a través de un replanteamiento de la relación del club con sus patrocinadores. Asimismo, se refirió a expandir la marca global del club, algo que ya llevó a cabo exitosamente durante su primera gestión. 

El proyecto deportivo

 

Uno de los mayores aciertos de la primera etapa de Laporta como presidente del Barça fue la confección de los proyectos deportivos. 

En 2003, Laporta apostó por Frank Rijkaard para tomar las riendas del equipo. A pesar de una primera temporada convulsa, que terminó sin títulos, Rijkaard logró afianzarse en el puesto. La temporada siguiente, el Barcelona se alzó con La Liga y, un año después, con un doblete de liga y Champions.

Cuando el proyecto de Rijkaard llegó a su fin, Laporta volvió a sorprender, esta vez apostando por Josep “Pep” Guardiola. Mientras muchos directivos y periodistas pedían a un entrenador de mayor experiencia, Laporta se decantó por Guardiola, que venía de dirigir al Barça B en tercera división. El resto es historia: Guardiola se convirtió en el entrenador más laureado en la historia del FC Barcelona, ganando 14 títulos en 4 temporadas.

Actualmente, Laporta deberá decidir entre la continuidad de Ronald Koeman, a quien le queda un año de contrato, o elegir a un nuevo entrenador. A pesar de no haber arrancado con buen pie, el Barça de Koeman ha ido de menos a más. Actualmente, está luchando por el título de liga y disputará la final de la Copa del Rey. 

La importancia de la Masía para Laporta

 

Independientemente del quién entrenará al FC Barcelona para la temporada 2021-2022, el proyecto deportivo de Laporta tiene bases claras. La idea es recuperar la confianza en la cantera, darles oportunidad a los jugadores jóvenes formados en la Masía. 

Al respecto, Laporta señaló: “Trabajaremos para recuperar la Masía aplicando una nueva metodología de trabajo que la convertirá en un Centro de Excelencia Deportiva”.

 En este sentido, Koeman encajaría con esta idea. El entrenador holandés les ha abierto la puerta a varios canteranos esta temporada. Jugadores como Ansu Fati, Pedri e Ilaix Moriba han tenido muchos minutos en la temporada actual y sus resultados han sido prometedores.

El reto de convencer a Messi

Uno de los mayores desafíos a los que tendrá que hacer frente Laporta es lograr convencer a Messi de que continúe en el Barcelona. El verano pasado, el jugador argentino le envió al club un burofax en el que expresaba su voluntad de abandonar el Barça. 

La salida de Messi, finalmente, no se concretaría durante ese mercado. Sin embargo, el futbolista de 33 años tiene contrato con la entidad blaugrana hasta finales de la temporada 2020-2021. A partir de allí, su futuro es incierto.

En una entrevista concedida al periodista Rubén Uría, Messi explicó sus razones para querer abandonar el club de su vida. La mala gestión deportiva de Bartomeu, la falta de comunicación entre directivos y jugadores, y los pésimos resultados deportivos recientes fueron algunas de las razones.  

Laporta sabe que Messi, canterano y mejor jugador de la historia del club, debe ser el estandarte de su proyecto deportivo. Sin embargo, convencerlo de que se quede implicará ofrecerle un proyecto deportivo a su altura, que garantice títulos y recuperar el prestigio del club. 

En este sentido, el plan de Laporta pasa por ofrecerle a Messi un contrato vitalicio. Eso sí: ese contrato también implicará una rebaja salarial de por medio, para ajustar el sueldo del argentino a la situación económica actual del club. Ese contrato vitalicio le permitiría a Messi seguir vinculado al club tras su retiro. 

Por suerte para los aficionados culés, la relación entre Messi y Laporta es bastante buena. Esto haría que las negociaciones comenzaran con buen pie. 

Recuperar el prestigio blaugrana

Laporta parece llegar en el momento adecuado para recuperar el prestigio del Barcelona a nivel mundial. Durante las últimas temporadas, los culés han sido eliminados de forma aplastante de la Champions League. El recuerdo de las eliminaciones ante Juventus, Roma, Liverpool y más recientemente Bayern Múnich y PSG está muy fresco en la memoria culé.

Aparte de los descalabros a nivel de resultados, el Barcelona parece haber perdido su identidad. Atrás quedaron los años en que el estilo de juego del club era admirado tanto por fanáticos como por rivales. El Barça sigue liderando la liga en posesión, pero carece de la emoción de los equipos anteriores.

Los continuos escándalos institucionales no han hecho más que salpicar al club a nivel deportivo. A todo esto, la mala gestión económica ha puesto al club en un riesgo inédito. 

Joan Laporta cuenta con el aval de una gestión previa impecable en lo deportivo, aunque no tan pulcra en lo económico. Sin embargo, es el hombre en el que los aficionados han puesto sus esperanzas. Habrá que esperar para ver si Laporta puede devolver al club al lugar privilegiado que alcanzó durante las últimas décadas en el panorama del fútbol.

Comentarios