jueves 27/1/22

Ripple es una empresa con sede en San Francisco que ha creado la criptomoneda XRP, la cual ha tenido un valor estable desde hace mucho tiempo atrás, manteniéndose en aproximadamente 1$ por unidad, con máximos de 1.4$ y mínimos de 0,9$ en un periodo de tiempo de 1 mes, y una capitalización de mercado de poco más de 43 mil millones de dólares a la fecha de edición de este artículo.

Si bien es una criptomoneda de bajo costo, no deja de ser relevante, de hecho, es la segunda criptomoneda de bajo costo con mayor volumen diario y cuenta con un total de cien mil millones de XRP por minar.


Fundamentos de la demanda de la SEC
El juicio por el que la empresa Ripple está siendo demandada se basa en que la Comisión de Seguridades e Intercambios (SEC) interpreta a XRP como una “seguridad” y no como una criptomoneda, mientras que su creadora, la empresa Ripple, argumenta que su derivado es una criptomoneda.

La diferencia en parte reside en que un “security” (como se llamaría en su idioma original) es un activo que se compra con el objetivo de que haya un retorno de la inversión, y aunque parcialmente sea cierto, no lo es para todo los casos, debido a que fundamentalmente es una criptomoneda y no necesariamente es usada para lucrarse, sino para facilitar el envío de fondos.

Si la demanda no cumple con su objetivo, el XRP subiría de precio, lo cual aspiran muchos expertos. De hecho, en  la plataforma de aplicación Bitiq se ofrece herramientas interactivas y gráficas para ayudar a aquellos que quieran familiarizarse con las criptomonedas, entre otras cosas.
Swift podría perder protagonismo en los bancos internacionales.


Uno de los problemas de la banca internacional es el tiempo que tardan las operaciones en completarse. Hoy en día una transacción interbancaria toma de 1 a 4 días en hacerse efectivo, además de que son costosas y si conllevan altas sumas de dinero, requieren justificativos que demuestren la legalidad de los capitales en muchos de los casos.

Por ende, de un tiempo para acá las criptomonedas han obtenido cierta demanda por las personas, ya que facilita la transferencia de activos.

El acrónimo SWIFT significa Sociedad para Telecomunicaciones Financieras Interbancarias y es el código que une a los bancos mundialmente con más de 100 bancos importantes asociados a su tecnología de pagos y es la empresa que hace posible las transferencias interbancarias en muchos países en la actualidad.

Sin embargo, puede terminar reemplazada en un mediano plazo por las criptomonedas debido a su lentitud, a diferencia de las criptomonedas, que tardan minutos o apenas 2 segundos (lo más rápido) en transferir dinero. Incluso ciertos bancos importantes ya han adoptado en parte la tecnología de criptomonedas para realizar los pagos de una manera más eficiente.


Ripple demanda a Apple


No solo Ripple fue demandada, sino también Apple. En este juicio es la misma Ripple quien demanda a Apple por un fallo de seguridad en su tienda de aplicaciones App Store, permitiendo que una aplicación maliciosa se hiciera pasar por una billetera de criptomonedas reconocida y le quitara a una gran cantidad de usuarios sus inversiones en dicha criptomoneda (XRP).

El modus operandi fue que la aplicación maliciosa copió el logo de una aplicación de renombre y lo modificó ligeramente, simulando ser dicha aplicación, la cual no nombraremos por respeto a la misma.

Este juicio apenas va comenzando y en caso de fallar a favor de la empresa Ripple, su criptomoneda se valoraría, pero aún es muy pronto para decirlo, debido a que se están estudiando las evidencias relativas al caso. Es posible que también haya sido responsabilidad de los usuarios, al no fijarse bien en el logo de la aplicación.

Comentarios