jueves 21/10/21

Illa no cree que Cataluña imponga el confinamiento domiciliario en Barcelona

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado que la Generalitat de Cataluña estuvo reunida "hasta altas horas de la noche" para decidir las medidas para atajar el brote de Barcelona y su área metropolitana, que cree que irán dirigidas a limitar al máximo la movilidad y no al confinamiento domiciliario.

salvador illa

"Me consta que ayer estaban reunidos hasta ultimísima hora para acabar de perfilar las medidas que van a poner en practica hoy mismo", ha reiterado en Onda Cero el ministro, quien ha afirmado que por lo que sabe "había una recomendación estricta de limitar al máximo la movilidad pero no me consta que se estuviera pensado en un escenario de confinamiento domiciliario".

Illa ha anunciado que esta misma mañana va a mantener una conversación con la consellera de Salud, Alba Vergés, y ha asegurado que mantiene una comunicación permanente y fluida con los responsables catalanes.

"Hay que actuar y tomar medidas para tener bajo control este brote", ha recalcado Illa, quien ha destacado la importancia de actuar con la máxima coordinación con el mundo municipal.

Preguntado si su grado de preocupación hoy es superior al que tenía cuando entramos en la nueva normalidad, Illa ha respondido: "Quizá un poco superior", si bien ha recordado que nunca han dejado de estar preocupados porque sabían que habría brotes.

De los 150 brotes activos en este momento, la mayoría están controlados, si bien al Gobierno le preocupa especialmente la situación de Aragón y Cataluña, sobre todo los focos de Lleida y de Barcelona.

Según Illa, el brote del Segriá (Lleida) está "bastante estable", pero aun no se tiene la garantía de que esté controlada la transmisión comunitaria, ni tampoco en Barcelona, que tiene "el agravante" de tener una gran densidad de población.

"Sí, hay una preocupación profunda con esos brotes", ha reconocido.

Tras insistir en que los brotes están controlados con las medidas que están adoptando las comunidades, el ministro ha señalado que si se viera que la transmisión requiere de una actuación más contundente, el Gobierno actuaría, pero "no estamos en este escenario".

"No descartamos nada, pero no visualizo esa situación", ha incidido.

El ministro ha valorado la actitud "absolutamente respetuosa" de la afición del Real Madrid, que ayer ganó la liga, "un acontecimiento que invita a expresar la alegría y la gente se mostró de una forma exquisita". 

Comentarios