STAR WARS SE RUEDA EN IRLANDA

Turismo a un paso de una galaxia muy, muy lejana

Star Wars vuelve una vez más a Irlanda con el nuevo episodio de la saga, concretamente a varios de los enclaves más emblemáticos de la Ruta Costera del Atlántico, para la grabación de algunas de las escenas más decisivas de las películas y que vuelven a jugar un papel importante en la nueva entrega cinematográfica

Turismo a un paso de una galaxia muy, muy lejana

Lugares como Malin Head o Skelling Michael en Irlanda, son algunos de los terrenos imprescindibles que hacen su aparición en la última película de la conocida saga Star Wars. Por su enorme belleza y singularidad, estos terrenos situados en la Ruta Costera del Atlántico, definida como la costa más larga del mundo, juegan un papel muy importante en los enclaves del filme, incluidos en la esperada nueva entrega de la saga, el Episodio VIII: Los últimos Jedi, que hizo su aparición para los fans en el trailer del pasado 14 de abril.

Fueron varias ya las escenas que se decidieron grabar en estos lugares en episodios anteriores de la saga Star Wars. Entre ellas, cuando en el Episodio VII: El Despertar de la Fuerza, la protagonista Rey llega por primera vez al hogar del maestro Jedi Luke Skywalker, cuyas escenas fueron desarrolladas en la isla de Skelling Michael en la costa Kerry, descrita por el dramaturgo irlandés George Shaw como “parte de nuestro mundo de sueños”, aunque este no marcó el final del paso de Star Wars por Irlanda.

skellig-michael

Los buscadores de exteriores se quedaron tan entusiasmados con la ruta costera irlandesa que decidieron repetir por todo lo grande. Entre las localizaciones escogidas del episodio VIII por el director Rian Johnson y su equipo de localización, se encuentran el paisaje abrupto del cabo de Malin Head en Donegal que acoge una abundancia de vida salvaje, al igual que diferentes enclaves a lo largo de la costa atlántica como Clare, Kerry y Cork, el condado más grande de la isla, que han servido de inspiración para dar vida al planeta Ahch-to, en el que Luke Skywalker completará el entrenamiento de Rey durante el último episodio de la saga.

maxresdefault

Lo que buscaba y ha conseguido el director de la nueva saga Star Wars, era buscar desde un principio escenarios para rodar las escenas de la película señalando la autenticidad en cada una de sus tomas, una de las grandes características de la saga, en la que los lugares de rodaje son muy importantes pues tienen una conexión con los personajes y con quienes realmente son muy especial.

La ruta costera del atlántico se configura como un sensacional viaje de fabulosos acantilados, ciudades y pueblos vibrantes, playas ocultas y bahías épicas que encajan perfectamente en el universo Star Wars al que acompaña el salvaje océano atlántico de fondo. En sus más de 2.500 kilómetros reúne una amplia biodiversidad natural en la que la galaxia nunca había estado tan cerca de dejarse embriagar de la magia de la Irlanda más salvaje y única.