SUFRIÓ UN ACCIDENTE EN UNA CASCADA

Un joven español desaparecido en 2015, encontrado muerto en Brasil

Hace unas semanas un guía encontró su mochila con su documentación en un parque natural brasileño de Bahía e inmediatamente se volvieron a reactivar las búsquedas de su cuerpo

Hugo Ferrera Tormo.
Hugo Ferrera Tormo.
Un joven español desaparecido en 2015, encontrado muerto en Brasil

El Cuerpo de Bomberos de Cachoeira de Fumaça, en Bahía (Brasil) ha informado a primera hora de la mañana de este viernes que el cadáver que encontraron sin vida el pasado jueves en una montaña de la zona corresponde al de Hugo Ferrara, un español desaparecido en diciembre de 2015. A pesar de que aún falta por realizar las pruebas de ADN, la mochila encontrada el pasado 14 de abril por un guía turista en la que se encontraba el pasaporte y la documentación del barcelonés confirmaría su identidad.

Hugo Ferrera Tormo desapareció el 20 de diciembre de 2015 en Brasil. El joven catalán llegó a Brasilia el 18 de diciembre donde se despidió de sus amigos con la intención de realizar un viaje por los parques naturales que se encuentran desde Brasil hasta Chile. Entre los días 20 y 23 debería haberse reunido con un amigo finlandés con el que continuaría su viaje hasta Lencois. Sin embargo, Hugo nunca llegó a esta cita.

Sin ninguna llamada telefónica ni ningún mensaje suyo durante semanas, su familia decidió denunciar su desaparición aunque hasta el 4 de febrero de 2016 no se iniciaron las primeras búsquedas del joven español.

En estas batidas participaron tanto bomberos de Bahía como varios militares y una aeronave. La familia llegó incluso a ofrecer 15.000 reales (unos 4.400 euros) a todo aquel que conociera su paradero o que pudiera ofrecer alguna información relacionada con él. A pesar de todo este esfuerzo, el joven nunca apareció y la familia perdió toda esperanza de volver a saber algo de él.

El hallazgo de su mochila, fundamental

Según informa la asesoría de la Secretaría de Seguridad Pública de Bahía, en la mochila que se encontró 14 de abril, además de los documentos de identidad del joven se encontró un cuaderno que Ferrara usaba a modo de diario. En éste contaba que había sufrido un accidente en una cascada que le había dejado “bastante debilitado”. En la caída de seis metros, se rompió la rodilla y no pudo continuar el camino. La última entrada del diario es del 25 de diciembre de 2015 donde relataba que a pesar del dolor en la rodilla intentó moverse pero al ver que para hacer 40 metros tardaba un hora, decidió buscar un lugar en el que refugiarse. Escuchó helicópteros, pero ninguno escuchó sus gritos de ayuda.

Tras este hallazgo, volvieron a reanudar las búsquedas del cuerpo del joven pero, esta vez, por esta zona más cercana. "Ahora tenemos un indicio clarísimo, en una zona muy acotada", explicaban desde su familia. Tanto guías voluntarios como bomberos han formado parte de este último dispositivo hasta que casi un mes después han encontrado el cuerpo sin vida de Hugo.

A pesar de que la familia pusiera todo su esfuerzo, poco han podido hacer desde España. De hecho, esta mochila se encontró hace casi un mes y, hasta la semana pasada, éstos no han podido acceder al material que se encontraba en su interior. “No sé por qué hemos tenido que esperar tanto para confirmar la letra de mi hermano”, explica a varios medios Paola, la hermana del fallecido.