WORLD PRIDE 2017

La Policía Municipal, indignada por el dispositivo del Orgullo Gay

El Ayuntamiento de Madrid ha establecido un dispositivo en el que se suspenderán los días libres del 30 de junio y del 1 y 2 de julio que les correspondía a los agentes y que además estos tendrán que trabajar horas extras con jornadas incluso de hasta 16 horas

Manuela Carmena, alcaldesa de la Comunidad de Madrid, y la Policía Municipal. | Imagen de Archivo
Manuela Carmena, alcaldesa de la Comunidad de Madrid, y la Policía Municipal. | Imagen de Archivo
La Policía Municipal, indignada por el dispositivo del Orgullo Gay

La Policía Municipal de Madrid vuelve a estar en pie de guerra contra Manuela Carmena por el dispositivo de seguridad establecido para el Orgullo Gay que comienza el próximo 23 de junio. Los sindicatos se han rebelado contra las medidas impuestas por el Ayuntamiento de la Comunidad de Madrid que consideran "demoledoras" para los agentes.

El Consistorio de la capital ha establecido un dispositivo en el que se suspenderán los días libres del 30 de junio y del 1 y 2 de julio que les correspondía a los agentes y, además, estos tendrán que trabajar horas extras con jornadas incluso de hasta 16 horas. Para el cumplimiento de este aparato de seguridad, el Ayuntamiento solicitará que al menos 700 agentes se ofrezcan para "trabajar voluntarios". Fue la subdirectora general de Recursos Humanos del Cuerpo la que el jueves les comunicó esta situación a cada uno de los sindicatos. Esta transmitió el mensaje por parte del Ayuntamiento que concluyó que debido a la gran cantidad de afluencia de personas que se esperan y teniendo en cuenta el nivel 4 de alerta terrorista que hay activado en la capital han considerado "necesario un refuerzo" de profesionales. 

Desde la Unión Policía Municipal (UPM), rechazan estas medidas ya que entre otras cosas consideran que "no se puede garantizar la seguridad porque el cansancio supone un riesgo adicional para todos". Este dispositivo se ha establecido en un periodo en el que España se encuentra en nivel 4 de alerta terrorista.

Además de criticar estas "medidas impuestas", ya que no se ha negociado en ningún momento ninguna de las exigencias establecidas por el Ayuntamiento de Manuela Carmena, la Policía Municipal exige que los días y las horas extras sean pagados con una dieta completa (y no media, como les ofrecen). 

El sindicato UPM denuncia en un comunicado que "el Ayuntamiento de Madrid se haya gastado más en la decoración de la ciudad y en cambiar los semáforos que lo que pretenden gastarse en los que vamos a garantizar la seguridad de este evento". Atribuyen todos estos problemas al "fracaso en al gestión del personal" por parte de Ahora Madrid y su alcaldía.