DE LOS MEJORES DEL PLANETA

El Wanda Metropolitano, un estadio a la altura del Atleti

El nuevo feudo de los rojiblancos contará con unas espectaculares características, propias de los mejores estadios tanto de Europa como del mundo entero. Además, es un serio candidato para albergar la final de la Champions League de 2019, algo que lleva persiguiendo el club desde hace muchos años

El Wanda Metropolitano, la nueva casa del Atlético de Madrid.
El Wanda Metropolitano, la nueva casa del Atlético de Madrid.
El Wanda Metropolitano, un estadio a la altura del Atleti

Los atléticos están de enhorabuena. Su nueva casa, el Wanda Metropolitano, no solo será uno de los mejores estadios del continente europeo, sino que también lo será de todo el planeta. Es evidente la nostalgia que los colchoneros sienten al recordar el querido e histórico Vicente Calderón, un escenario único donde la afición de la ribera del Manzanares ha disfrutado y sufrido con el equipo de sus corazones desde bien pequeños.

Sin embargo, el traslado al barrio de San Blas supone un gran avance para un club que se encuentra en estado de gracia desde 2012, año en el que Diego Pablo Simeone regresó a la que fue su casa en dos etapas como futbolista para hacerse cargo de un equipo sin rumbo y con el que acabó conquistando la Europa League y Supercopa de Europa.

Cada año el Atlético de Madrid avanza a pasos de gigante en todos los aspectos, desde el plano futbolístico al económico y social. Es por ello que un club de estas dimensiones necesita seguir en esta dinámica positiva y qué mejor forma de hacerlo que llevando la magia del Manzanares a este nuevo estadio que roza las 70.000 localidades y que presenta las características propias de un recinto cinco estrellas.

Modernidad y máxima comodidad

Además de contar con un espectacular graderío, una magnífica cubierta y grandes sistemas de megafonía, el Wanda Metropolitano será el primer estadio del planeta en utilizar la tecnología LED en todo el recinto. El club no solo ha querido hacer un guiño al pasado recordando al antiguo Metropolitano con el nombre del nuevo estadio, sino que también lo ha hecho recordando al Vicente Calderón al colocar en las esquinas de los fondos los videomarcadores y no unir los graderíos a los de la tribuna, una característica que hacía del feudo del Manzanares un recinto atractivo y llamativo.

El nuevo estadio del Atlético contará con más de 88.000 metros cuadrados y con unas butacas que aportarán una mayor comodidad a los aficionados rojiblancos que la que disfrutaban en el Calderón (más anchos y respaldo más alto). Además, la nueva casa del Atlético contará con 3.000 plazas de aparcamiento en el exterior y 1.000 en el interior del estadio.

Candidato a albergar la final de la Champions 2019

El Wanda Metropolitano tiene muchas papeletas para albergar la final de la máxima competición continental dentro de dos años. El Atlético de Madrid solicitó en muchas ocasiones que el estadio del Manzanares fuera la sede de una final de Champions antes de su demolición. Sin embargo, la UEFA no le dio ese privilegio supuestamente por motivos de aforo, ya que para acoger una final de dicha competición el estadio debe acercarse a las 70.000 localidades (el Calderón contaba con casi 55.000).

El nuevo estadio rojiblanco contará con una capacidad para 68.000 espectadores (aproximadamente) y el gran papel que los hombres de Simeone están haciendo en Europa desde su llegada hace cinco años son dos grandes aspectos a tener en cuenta para que el Wanda Metropolitano sea la sede de la final de la Champions en 2019. El único rival que tiene enfrente es el Olímpico de Bakú (Azerbaiyán), con capacidad para 69.870 espectadores. La decisión sobre quién se llevará el gato al agua se decidirá el próximo 21 de septiembre.