Aguirre oculta un agujero de 1.000 millones de euros

La cifra del 1,13% que anunciaron como "ejemplo" de contención del gasto se difumina porque los ingresos de la Comunidad se han desplomado

Cuando las Comunidades Autónomas mostraron sus datos de déficit de 2011, los de Madrid eran los que más brillaban. Poco tardó el vicepresidente, Ignacio González, en presumir de que la comunidad gobernada por Esperanza Aguirre era la región "con la situación económica menos mala y hasta ahora ha ido cumpliendo con los objetivos de déficit público". No en vano, su cifra era del 1,13%, a todas luces, muy por debajo de otras zonas como Castilla-La Mancha o Valencia, donde los números son de 7,3% y 3,2%, respectivamente.

Si bien, poco ha durado la alegría en la sede de la presidencia de la Puerta del Sol. En una entrevista al diario Expansión, el consejero de Economía y Hacienda de Aguirre, Percival Manglano, ha afirmado que los datos que envió la Comunidad a Hacienda hace unas semanas, que ponían de ejemplo a Madrid con un 1,13% de déficit, por ser la única autonomía que cumplió con los objetivos de la Unión Europea, eran "provisionales" y no contemplaban una caída imprevista de ingresos. Y es que, en el último trimestre de 2011 las arcas madrileñas dejaron de recaudar nada más y nada menos que 1.000 millones de euros. Una cifra que, según Manglano, la comunidad no conocía hace tan solo varias semanas.

Con este nuevo escenario de déficit, los recortes y la necesidad recaudatoria del Gobierno de Esperanza Aguirre se acentúan."Hay margen para reducir los gastos y aumentar los ingresos", señala Percival Manglano en la entrevista. Así, la anunciada bajada de impuestos por parte de la presidenta se aparca. El consejero de Economía ha sugerido que la reducción de un tramo autonómico del IRPF posiblemente no se lleve a cabo a raíz de conocerse estos nuevos datos. "Seguimos sin tener unos ingresos confirmados por parte del Estado, ya que los Presupuestos Generales no se han aprobado. Pero además se ha producido una importante caída de los ingresos y la confirmación de un cambio de ciclo muy profundo. Esto influirá en la decisión final", ha asegurado.

Otra nueva fórmula para ingresar dinero en las arcas públicas es la publicidad que se está poniendo en las estaciones de Metro, así como la revisión de las subvenciones al transporte público o colectivo. Éstas serán pasto de recortes, pues tendrán que reducirse del 60% al 50%. Lo que Manglano no aclara en su charla con el diario económico es si esto se traducirá en una subida de las tarifas de los autobuses, los trenes, o el metro, aunque todo apunta a que así será. Si bien, esto chocaría con lo que declaraba el pasado día 15 Ignacio González. El número dos de Aguirre se afanaba en destacar que con la nueva publicidad en la estación de Metro de Sol, "se podrá costear el Metro sin repercutir en las tarifas de los usuarios". 

Estas declaraciones las hacía González cuando aún se contaba con el 1,13% de déficit "provisional" autonómico. Es decir, según el Gobierno de la Comunidad, el día 15 de marzo aún no sabían que las arcas contaban con 1.000 millones de euros menos de lo que decían.

Más recortes: El consejero de Haciendo ha señalado que Madrid no planea medidas como el copago, pero sí ha hablado de educación universitaria. "En toda educación que no sea básica, como la universitaria, hay margen para reducir gastos, como los máster. También habría que hacer un análisis de las tasas universitarias, vinculando la subvención a la renta".

"Veremos finalmente cuáles son los datos para 2011. Sean los que sean, nuestra voluntad es ser la comunidad con menos déficit y en 2012 tenemos plena voluntad con el límite que ha establecido el Gobierno del 1,5 por ciento del PIB", afirmaba Percival Manglano.