SEGUNDO ENLACE

Jorge Cadaval se casa con Ken en Nueva York

El miembro de Los Morancos ha vuelto a contraer matrimonio con su pareja, con el que decidió intercambiar alianzas en octubre de 2007. Al evento acudieron su familia y algunos amigos íntimos como Enrique Ponce y Paloma Cuevas

Jorge Cadaval junto a su marido, Ken Appledorn, y sus amigos Enrique Ponce y Paloma Cuevas. | Instagram
Jorge Cadaval junto a su marido, Ken Appledorn, y sus amigos Enrique Ponce y Paloma Cuevas. | Instagram

Jorge Cadaval ha vuelto a revivir uno de los momentos más importantes de su vida. El integrante de Los Morancos ha vuelto a casarse con su marido, Ken Appledorn, con el que ya contrajo matrimonio en octubre de 2007 en una ceremonia celebrada en una finca de la localidad sevillana de Sanlúcar la Mayor.

Ambos han querido intercambiar de nuevo alianzas para asentar aún más su compromiso de un futuro en común. En esta ocasión han cambiado por completo el telón de fondo, y han sustituido la cálida costa andaluza por los rascacielos de Nueva York. Cadaval ha viajado allí junto a su familia y algunos amigos, entre ellos Enrique Ponce y Paloma Cuevas. El torero ha publicado en su cuenta de Instagram una imagen en la que ambas parejas posan con el 'skyline' de Nueva York como telón de fondo.

 

 

Enjoin with my family!!! #encantados #happy

Una foto publicada por @jorgecadaval el

 

Cadaval ya adelantó hace unas semanas en su visita a 'El Hormiguero' que hace unas semanas su marido le había pedido renovar sus votos, pero no quiso entrar en más detalles sobre cómo se iba a llevar a cabo esta acción. “¿Cómo te lo pidió?”, preguntaba emocionado Pablo Motos tras conocer estos planes de boda.“En inglés”, bromeó Cadaval.

“La Corte Suprema de Nueva York aprobó el matrimonio entre parejas del mismo sexo. Ya es legal en todos los Estados Unidos y tenemos el mismo derecho que todos los ciudadanos, porque pagamos los mismos impuestos que el resto”, reclamaba el humorista, que no ha dudado en volver a ejercer su derecho delante de sus seres más queridos.