CUARTO DÍA DE HUELGA EN EL AEROPUERTO DE BARCELONA

Las papeleras rebosan en el El Prat

La huelga finalizará el viernes, aunque si los trabajadores no resuelven sus reclamaciones volverían a convocarla el 22 y el 23 de diciembre, en plenas Navidades. Protestan porque Valoriza ha hecho una serie de recortes laborales, sobre todo en relación a los horarios y los días de vacaciones

La basura se acumula alrededor de unas papeleras que rebosan y el suelo de las dos terminales está lleno de papeles. Son ya cuatro los días de huelga que llevan los trabajadores de limpieza en el aeropuerto de Barcelona- El Prat. Protestan porque Valoriza (Grupo Sacyr), la empresa a la que Aena adjudicó la limpieza de este aeropuerto por tres a años a razón de 34,9 millones de euros, ha hecho una serie de recortes laborales, sobre todo en relación a los horarios y los días de vacaciones, según mantienen los trabajadores.

La huelga finalizará el viernes, aunque si no resuelven sus reclamaciones volvería a convocarla el 22 y el 23 de diciembre, en plenas Navidades. Fuentes sindicales aseguran que “prácticamente” el total de la plantilla ha secundado la huelga, unos 350 trabajadores que día tras día se han manifestado en el aeropuerto escoltados en todo momento por los Mossos d’Esquadra.

El cumplimiento de servicios mínimos genera más conflictos

Los huelguistas se acogen a los servicios mínimos estipulados por la Generalitat en estos casos (limpieza del 50% en los baños y recogida solo de material orgánico), mientras que la empresa se agarra a las normas gubernamentales, que son el 100% de la limpieza en los baños y el 50% en el resto de la terminal. Esta falta de acuerdo acabó con tres trabajadoras en la calle, despidos que fueron anulados horas más tarde por la empresa.

Mayor flexibilidad para conciliar

Fuentes de CCOO han detallado que dicha reorganización supondría que los turnos de los trabajadores, con contratos de 35 horas semanales, pasarían a ser de siete horas para ajustarse a esta cifra, en vez de las ocho horas que realizan actualmente. Como consecuencia de esto, "aumentará la carga de trabajo porque se tendrá que hacer lo mismo en menos tiempo", y los empleados dejarán de disponer de 24 días libres que hasta ahora tenían para compensar el desajuste entre las horas contratadas y el cómputo semanal que salía con los turnos de ocho horas.

Ramón Morante, delegado de UGT en Valoriza, asegura que están dispuestos a seguir dialogando ya que pretenden "conseguir una adecuación de los horarios de los trabajadores a las necesidades del aeropuerto", explicó al inicio de la cuarta jornada de huelga