JORDI TURULL, CONSEJERO DE LA PRESIDENCIA

Puigdemont cambia a los consejeros del Govern

Uno de los máximos defensores de la coalición independentista JxSí, ocupará la consellería de la máxima confianza del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, como es la de Presidencia. Además,  Joaquim Forn asumirá Interior, y Clara Ponsatí, la cartera de Enseñanza

Jordi Turull
Jordi Turull
Puigdemont cambia a los consejeros del Govern

Así lo han anunciado el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente, Oriol Junqueras, en una rueda de prensa en el Palau de la Generalitat para explicar los cambios en el Govern con el que quieren abordar la recta final para el anunciado referéndum del 1 de octubre, después de que los tres consellers salientes decidieran "dar un paso al lado" en este proceso.

Otro de los cambios es en la Secretaría del Govern, que abandona Joan Vidal de Ciurana, al que sustituirá Víctor Cullell.

La remodelación se hará efectiva esta tarde, a las 17.00 horas, con la toma de posesión de los nuevos miembros del Ejecutivo.

Puigdemont ha explicado que él no ha querido "cesar" a nadie porque no tenía "motivos" ya que han hecho un trabajo "leal" y dejan un "balance extremadamente positivo", de manera que ha querido subrayar que han sido los salientes los que "han decidido dar un paso al lado".

El presidente catalán ha aseverado que "todos los consellers sin excepción" con los que ha hablado en las últimas horas para sondear su implicación en el referéndum han coincidido en "la necesidad de avanzar hacia el 1 octubre".

Sin embargo, Munté, Jané y Ruiz, y previamente Jordi Baiget, todos ellos del PDeCAT (antes CDC), han decidido no seguir al frente en el tramo final hacia un referéndum unilateral ante el que el Estado se plantea acciones políticas y judiciales.

Para tratar de evitar comparativas entre ERC y PDeCAT en cuanto a la entrega al proceso soberanista, Puigdemont ha dejado claro que el Govern es de Junts pel Sí, coalición previa a las elecciones que comparte un programa electoral, y que el Consell Executiu conforma "un solo equipo" que toma "decisiones solidarias y compartidas".

Un extremo que ha secundado Junqueras, que ha dicho que el PDeCAT y el resto de partidos soberanistas son "imprescindibles" para el proceso, y ha subrayado: "No hay consellers de PDeCAT, de ERC e independientes; hay consellers del Govern de Cataluña".

Jordi Turull, un independentista convencido

Tras las elecciones del 27S de 2015, Jordi Turull i Negre (Parets, Barcelona, 1966) se convirtió en el presidente del grupo parlamentario de la coalición independentista Junts pel Sí (JxSí), formada por PDeCAT (antigua CDC), ERC e independientes, desde donde ha coordinado la elaboración de las denominadas "leyes de desconexión" de Cataluña.

Su compromiso con el proceso independentista es palpable en su activo perfil de Twitter, donde clama "Anem a totes" (Vamos a por todas) y expone los 100 motivos por los que, a su parecer, Cataluña debería ser un Estado independiente.

Tampoco duda en usar las redes sociales para condenar lo que considera "ataques represivos del Estado" o desmentir con vehemencia informaciones periodísticas en relación con las leyes de "desconexión".

Su "aterrizaje" en el Govern se interpreta como un premio a su compromiso con el proceso independentista y a su veteranía política, que tan sólo tres años atrás parecía tocada cuando fracasó en su intento de liderar el PDeCAT durante el proceso de refundación de CDC.

Turull es abogado licenciado en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y curtido en la gestión municipal: ha sido secretario interventor en los ayuntamientos de Gurb y Sant Vicenç de Castellet, jefe de gabinete del gobierno municipal de Sant Adrià del Besòs y gerente en el ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès.

Con tan solo 17 años ya militaba en las Joventuts Nacionalistes de Catalunya, desde donde hizo el salto a CDC, partido por el que fue elegido diputado en el Parlament en 2006.

Durante la "travesía por el desierto" de Artur Mas como líder de la oposición, Turull se convirtió en uno de sus hombres de confianza, por lo que fue encumbrado como portavoz parlamentario de CiU en 2010 y presidente del grupo en 2013, aunque nunca ocupó un cargo ejecutivo en los gobiernos de Mas.

Jordi Turull es visto por quienes han trabajado con él como un político con una gran capacidad de negociación. Su carácter afable y tranquilo, junto al hecho de ser uno de los diputados actuales que mejor domina la dinámica parlamentaria, le han hecho merecedor de una alta consideración, también entre sus rivales políticos.

Dentro del grupo de JxSí, Turull hacía tándem con la secretaria general de ERC y portavoz parlamentaria Marta Rovira, y es un hecho conocido que el buen entendimiento entre ambos ha sido decisivo en el difícil encaje de varios partidos e independientes en una misma coalición.