jueves 13/5/21
No convence

Morata deja al Madrid sin un plan alternativo a Benzema

El delantero ha decepcionado en sus últimos envites, y en el Bernabéu se muestran más favorables incluso a Mariano. Un problema para Zidane ante la crisis del francés

morata
Álvaro Morata.

Las oportunidades se acaban, y a Álvaro Morata le quedan pocas. Zinedine Zidane instó a Florentino Pérez a retener al canterano el pasado verano, pero este, transcurrida media temporada, no ha respondido a la confianza del francés. Es cierto que llegó a abrir el debate sobre el ‘nueve’, pero su nula participación en el juego en los últimos envites ante el Sevilla cuestiona qué puede aportarle al Real Madrid. Los aficionados, como es palpable en los duelos en el Bernabéu, se decantan más incluso por Mariano. El rol de Morata es similar al anterior a su periplo en la Juventus, por lo que la opción de marcharse agradaría a ambas partes.

El pasado verano, en lo que pareció ser una operación puramente económica, el Real Madrid abogó por recomprar a un Morata que en su periplo en la Juventus había incrementado de forma exponencial su valor en el mercado. No obstante, Florentino rechazó acudir al mercado, e instado por Zidane retuvo al jugador en sus filas al canterano. Una decisión acertada, si tenemos en cuanta los números que el ariete proporcionó en las primeras jornadas ligueras, cuando unas molestias apartaron a Benzema y le obligaron a cubrir esa vacante en la zona ofensiva blanca.

Morata abrió su cuenta goleadora en el segundo envite, y en el tercero se disfrazó de asistente. De poco le valió, eso sí, ya que el francés le relegaría después al banquillo, al mismo rol que el español había atravesado en la etapa anterior a su aterrizaje en la Juventus. No le quedó otra que aguardar a las rotaciones, y a partir desde el banquillo, un obstáculo que no le impidió enlazar cuatro duelos (lesión de por medio) con aportación en forma de goles. Una racha que coincidió con el peor momento de Benzema y reabrió el debate sobre quién debía ser el ‘nueve’ del Madrid.

Sin embargo, tras completarse la primera vuelta, Morata ya no es una elección a tener en cuenta por Zidane. Y no precisamente por que Benzema sea una ardua competencia, sino porque apenas se ha dejado ver en las últimas oportunidades que le ha brindado el técnico galo. En total suma nueve goles, de los cuales dos fueron a la pobre Cultural Leonesa, en un total de veintitrés encuentros. La Copa, su bendición de antaño, ha sido el terreno que más le ha dañado. Ante el Sevilla estuvo completamente desaparecido, y frente al Málaga dejó muchas dudas en torno a qué puede aportar al conjunto blanco.

Sus principales cualidades, bajar los balones largos, y caer a banda de forma constante, no hacen mejores a un Madrid que le requiere desmarque, velocidad y, sobre todo, gol. Su caché en estos meses ha caído y todo apunta a que Florentino le intentará dar salida antes de que su precio se reduzca aún más. Una maniobra que ha permitido la FIFA con el levantamiento, a medias, de la sanción que impuso al Madrid por la contratación irregular de menores.  

Por si fuera poco, la recurrencia con la que Cristiano empieza a actuar de ariete hace más improbable que Morata asuma más protagonismo. Y en los costados, sobran hombres en el equipo de Zidane. El delantero, consciente, podría asumir un retorno a Italia, donde vive su futura esposa Alice Campello. El Bernabéu, con constantes murmullos y afirmaciones en contra del jugador, prefiere incluso a Mariano, al que ahora vislumbra con ganas e ilusión.

Comentarios