lunes 21.10.2019
Miquel Fernández

"Secuestrar un libro como 'Fariña' es sospechoso"

Se hizo popular gracias a 'Mar de plástico' y ahora vuelve a ser protagonista de otra ficción de Antena 3, 'Fariña', dando vida al juez Baltasar Garzón, pero su triunfo en Tu cara me suena le va a llevar a probar también fortuna en el mundo de la música  

Miquel Fernández, como Pablo López en la final de Tu cara me suena.
Miquel Fernández, como Pablo López en la final de Tu cara me suena.

-Le daban en la final como gran favorito, pero ¿usted se veía como ganador de Tu cara me suena?

-No, porque en la final todos los marcadores se ponían a cero, y creía que de los seis finalistas podía ganar cualquiera. Eso sí, ya que estaba ahí me encantó ganar, no le voy a engañar. 

-¿Cómo se ha sentido al ser tan apoyado tantas veces por el público?

-Ha sido algo maravilloso. Me encantaba que el público me votase y pensara que hacía las cosas bien. Ese reconocimiento siempre a uno le gusta mucho. Es gratificante para un artista.

-¿Y cuando perdía o quedaba peor posicionado en una gala?

-Yo considero que en este concurso hay una competición, pero es una competición sana. Al final, ganes una gala o la pierdas, todos ganamos. El programa ensalza también al concursante y eso es súper bueno para nosotros. A nivel profesional y a nivel mediático.

-¿Qué actuación considera que se le resistió más?

-Manolo García, sin lugar a dudas. En los ensayos me había salido mejor. No es mi fuerte, pero había estado mucho mejor y llegué a la gala y me puse muy nervioso. No salió como hubiese querido, pero bueno.

-¿Le llegó a comentar su actuación alguno de los artistas a los que imitó?

-Salvador Sobral me dedicó unas palabras súper bonitas. Estaba totalmente agradecido y emocionado y yo se lo devolví. No sé si venían de él directamente o a través de la gente que le lleva su Twitter, porque él en ese momento no estaba muy bien. Pero fue muy chulo.

-¿Costó mucho a un actor como usted convencerle de intervenir en Tu cara me suena?

-Tu cara me suena es un programa que ya está visto como algo positivo para todo el mundo. Sean cantantes, actores, presentadores... Creo que al principio siempre hay dudas porque no conoces el medio. En mi caso, yo no lo conocía. Lo que más miedo me daba era en cómo me iba a enfrentar, como Miquel, a lo que venía después de cantar. Para la imitación confiaba mucho en mis posibilidades, pero no sabía cómo iba a reaccionar en el programa.

-¿Se veía en un principio en 'inferioridad' ante alguno de sus compañeros?

-Yo no soy un tipo muy rápido, muy despierto. Hay gente, como David Amor, la Terremoto o Raúl Pérez, que están más acostumbrados a esto. Y luego también están los prejuicios absurdos, porque cuando entras en este programa, al cabo de dos galas te das cuenta de que está todo muy bien hecho. El contexto está muy claro y toda la gente te cubre tan bien, que enseguida entras de lleno al programa. Yo cuando en la segunda gala me vi en el suelo haciendo la croqueta dije: Ya está, ya estoy aquí.

-¿Qué porcentaje diría que es trabajo y qué porcentaje diversión?

-Este es un trabajo muy divertido. Es un trabajo, porque requiere estar ensayando toda la semana para prepararte el personaje y además hay gente que lo combina con otros trabajos. Pero si tú te dejas llevar, y te lo pasas bien en la gala, es un trabajo muy divertido y muy agradecido.

-Ahora que ha ganado, ¿va a continuar explotando su faceta musical profesionalmente?

-Lo dirá el público y lo dirá la gente que consume y compra discos. Pero a mí sí que me gustaría. Esta semana presentaré un single y estoy muy contento. Es un experimento y no tengo ninguna expectativa. Es un estilo pop rock, muy brittish. Me gustaría que ya cuando se haga oficial desarrollarlo un poquito más.

-¿Cuál cree que ha podido ser su punto débil en el concurso?

-Yo considero que hay muchas veces en las que no he imitado. Creo que imitar, imitar... el mejor que lo ha hecho ha sido Raúl Pérez sin ninguna duda. Yo hay veces que sí y otras que no tanto. La imitación no se me da quizá del todo bien, pero es que hay muchas galas y al final son muchos personajes.

-¿Con qué imitación disfrutó más?

Hay varias. Con Salvador Sobral, con Bowie, con Bono, con Elvis Presley, con Pablo López en la final... Cuando vino Ruth Lorenzo también me lo pasé muy bien. Una que me encantó fue la de Steven Tyler, que además es un estilo de música que me gusta mucho. 

-¿Se lleva muchos amigos?

-Me llevo la amistad de todos, me llevo muy bien con todos. Me llevo la experiencia de haber pasado por el programa y de haber pasado por una televisión de este nivel que da tablas para futuros proyectos que puedan salir. Pero me he llevado muy bien con Raúl Pérez, con la Terremoto, aunque hay otros a los que también conocía. Afortunadamente, nos llevamos bien todos, si no, hubiera sido esto un pifostio.

-¿Le debe mucho a 'Mar de plástico'?

-Creo que gracias a esa serie estoy aquí. Si se llama Tu cara me suena es porque de alguna manera tienes que ser un poco mediático. Creo que es muy interesante que la gente vea las capacidades de cada uno. Yo he tenido también la de cantar y la de lanzarme a la piscina con cualquier personaje, ya sea el capullo de 'Mar de plástico' o las que estoy preparando ya.

Captura de pantalla 2018-03-05 a las 15.16.37

El actor, como Baltasar Garzón, en 'Fariña'

-Y ahora da vida a Baltasar Garzón en 'Fariña'...

-Sí, y es algo totalmente diferente a lo que había hecho antes. Me gusta que la gente sea capaz de ver la capacidad que tienen los actores o los concursantes para hacer muchas cosas. Tendemos a encasillar y creo que si tienes capacidad de hacer cosas, está bien que lo hagas y que la gente lo vea.

-¿Qué opina del secuestro del libro?

-Esto son cosas que nunca entenderé. No sé por qué hay este tipo de polémicas. No sé por qué censuran un libro que hacía mucho tiempo que había salido y del que se ha hecho una serie. No deja de ser sospechoso, pero ahí lo dejo. No me quiero meter en eso. Yo en política, cero.

-¿Considera que la libertad de expresión en España está corriendo peligro?

-Está claro que las redes y las situaciones y la realidad hablan por sí solas. Obviamente, claro.

Comentarios