Martes 25.06.2019

La Fórmula 1 podría dejar de hablar español en 2020

La del pasado domingo podría ser la última carrera de F1 que se corre en España

En México se da por hecho que Liberty Media, la dueña de la F1, no renovará el contrato con las autoridades mexicanas. Mientras, en España cunde el pesimismo. Las negociaciones siguen sin llegar a buen puerto. Si la cosa continúa igual, en 2020, y por primera vez en tres décadas, la F1 dejaría de hablar español.

La prensa mexicana es unánime: México se quedará sin gran premio de Fórmula 1. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador retiró los fondos para financiarlo, por lo que no se podrá celebrar el reconocido, por tres años consecutivos, como el mejor gran premio de la temporada.

Mientras todos los diarios de México dan por hecho que se quedarán sin F1, El Universal dice que hay una última esperanza: “Una marca de cervezas de corte internacional ha mostrado interés en hacerse del nombre del Gran Premio de nuestro país, pero hasta el momento es sólo eso: mero interés”.

Sería esta cervecera, de la que no se precisó más detalle, la que aporte los 37 millones de euros que faltan. Desde 2015 hasta la fecha, la carrera había sido financiada con una combinación público-privada en la que financian los patrocinadores, la Corporación Interamericana de Entretenimiento, y el Estado mexicano. Ahora este sale de la ecuación pues invertirá esos fondos en el Tren Maya. Un megaproyecto de infraestructuras con el que se pretende conectar a los pueblos más marginados de la Península de Yucatán y que, según López Obrador, es prioritario a una carrera que al año deja en México 242 millones de euros.

Liberty Media, la empresa que dirige la F1, no ha confirmado nada. La única realidad es que en el calendario de 2020 no hay fecha asignada para México. Y aquí la fecha importa ya que este coincidía con una fiesta nacional como es el Día de Muertos.

Tampoco tiene fecha el GP de España. Por lo que la del pasado domingo podría ser la última carrera disputada en el Circuito de Montmeló. En el trascurso del fin de semana, la continuidad del gran premio fue el monotema. La prensa especuló sobre ello. Los aficionados también. Y algunos pilotos como Lewis Hamilton y Carlos Sainz defendieron con ahínco la permanencia de la carrera.

Torra: “Queremos seguir teniendo la Fórmula 1 en Cataluña, no sólo porque esté aquí, sino por el retorno de 340 millones de euros que supone, la creación de miles de puestos de trabajo… Estas instalaciones atraen a más de medio millón de espectadores durante el año. Desde la F1 nos han dicho que están dispuestos a alcanzar este acuerdo y lo vamos a dar todo para que la F1 continúe aquí”

También se mostró a favor de la carrera el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra. “Queremos seguir teniendo la Fórmula 1 en Cataluña, no sólo porque esté aquí, sino por el retorno de 340 millones de euros que supone, la creación de miles de puestos de trabajo… Estas instalaciones atraen a más de medio millón de espectadores durante el año. Desde la F1 nos han dicho que están dispuestos a alcanzar este acuerdo y lo vamos a dar todo para que la F1 continúe aquí”.

Esta declaración de Torra tranquilizó a los aficionados ya que Liberty Media reclamaba más apoyo institucional. Pero quizá llegue tarde. Mientras el gobierno catalán no se decidía, la F1 estrechó contactos con Holanda, cuyo gran premio regresará al calendario en 2020. Y se presupone que será en la fecha que hasta ahora estaba reservada para el GP de España.

Esta suma de factores llevó al periodista español Antonio Lobato, uno de los más firmes conocedores de la F1 en el país, a decir que “no tenía buenas sensaciones con el GP de España”. Que no garantizaba su continuidad.

La incertidumbre está servida. Y los seguidores hispanohablantes temen. México está casi fuera y España, tras 29 temporadas de la F1 acogiendo un gran premio, podría quedarse sin fecha en 2020.

Comentarios
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad