lunes 10/8/20

Consigue que tus hijos hablen 5 idiomas con este método infalible

Si alguna vez te has preguntado cuál es la edad ideal para empezar a estudiar un idioma puede que la respuesta que vamos a ofrecerte te sorprenda: lo ideal no es estudiar un idioma, lo ideal es adquirirlo. En Baby Brain se parte de esa premisa para que los niños lleguen a hablar hasta cinco idiomas sin dificultad antes de los siete años. ¿Te parece imposible? Tal vez tu opinión cambie cuando termines de leer este artículo
Consigue que tus hijos hablen 5 idiomas con este método infalible

Requisitos necesarios para aprender con Baby Brain

Al elegir idiomas para niños, cabría preguntarse si hay niños con más aptitud que otros. La respuesta es sí, pero el motivo es bien distinto del que seguramente estás pensando: los más aptos son los menores de 7 años, independientemente de otras aptitudes, capacidades o habilidades que puedan haber demostrado ya.

Te sorprendería saber que, en el quinto mes de gestación, un bebé ya es capaz de captar las ondas sonoras de cada idioma. ¿Por qué entonces retrasamos tanto la adquisición de un segundo idioma? Lo ideal sería exponer al bebé a más de una lengua inmediatamente después de su nacimiento. En realidad, es así como aprendemos a hablar nuestra lengua materna. Plantéate qué sucede cuando un bebé recién nacido es expuesto a dos idiomas: se convierte en un hablante bilingüe, en el sentido literal de la palabra. Y, siguiendo la misma regla de tres, ¿qué sucedería si el bebé recién nacido fuese expuesto a cinco idiomas? Exacto, tendríamos una persona políglota, que hablaría con fluidez cinco idiomas desde su más tierna infancia.

¿Tienen los adultos la misma capacidad?

Lamentablemente no. Lo cierto es que los adultos destacan más en otras destrezas, como comprender, aprender y aplicar reglas gramaticales o adquirir un vocabulario más amplio. Sin embargo, un niño tiene mayor capacidad para oír e imitar sonidos nuevos, por lo que puede reproducir con mayor fidelidad el acento, la entonación, el ritmo y la musicalidad del lenguaje. Evidentemente, ese potencial que cada niño tiene solo se materializa con el estímulo adecuado en el momento preciso. De lo contrario, el niño perderá ese talento natural aproximadamente al cumplir los ocho años.

¿Por qué varios idiomas?

Las ventajas de hablar más de un idioma con corrección han sido sobradamente demostradas. El dominio de varias lenguas no solo mejora el perfil profesional, sino que optimiza el desarrollo cognitivo: la memoria, la creatividad, el pensamiento crítico,  la capacidad de resolver problemas…, todo se potencia hablando idiomas. Por esto, sería conveniente que nos replanteásemos la relación que tradicionalmente hemos mantenido con los idiomas, y, sobre todo, la práctica que hemos impuesto a nuestros hijos. Ellos merecen algo mejor.

Es posible que al inicio de este artículo estuvieses buscando la forma ideal de aprender inglés para niños. Pero quizás en este punto has llegado a la conclusión de que, prácticamente con el mismo esfuerzo, tu hijo podría hablar español, inglés, francés, alemán y chino mandarín. Existe, desde luego, el método ideal de aprender idiomas para niños, y en este artículo te lo hemos revelado.

Comentarios