MARÍA PEDRAZA

"No me quiero privar de ir en Metro por salir en TV"

Alison, la rehén más importante de 'La casa de papel', es su primer papel en TV, a donde ha llegado después de hacer su primer papel en cine y en el mundo de la interpretación en la película 'Amar', el primer largometraje de Esteban Crespo. Todo parece nuevo para ella

María Pedraza, en su papel de Alison, en 'La casa de papel'.
María Pedraza, en su papel de Alison, en 'La casa de papel'.
"No me quiero privar de ir en Metro por salir en TV"

-Después de haberse formado en el mundo de la danza, ¿cómo decidió dar el salto al de la interpretación?

-Desde los seis añitos llevo bailando danza clásica y confieso que nunca tuve el gusanillo de la interpretación. Fue mi madre, antes de acabar el conservatorio, la que me lo recomendó porque consideraba que me ayudaría en aquellos momentos en los que pudiera sentirme más insegura. Pero no le hice ni caso [ríe]. Yo seguí con mi danza, que es mi pasión y es mi vida. Y, casualidades, justo estando lesionada, me surgió el casting de una película ‘Amar’]… Yo nunca lo había hecho antes, me lo preparé con mi chico, que estudia interpretación y me ayudó mucho, y al final salió bien. Cuando acabé esa peli sentía que no quería que esto terminase, lo echaba de menos. Por eso supe que quería seguir por este camino.

-¿Qué ha aprendido en este corto periodo de tiempo que lleva por el mundo de la interpretación?

-Nunca dejas de aprender. Tenía mucho miedo. Al ser un mundo que yo no había palpado antes. Tanto con la película, como ahora en el rodaje de ‘La casa de papel’, tengo la sensación de estar aprendiendo en todo momento. Para mí esto está siendo mi escuela. Aprendo de mis compañeros de reparto, de los directores, del equipo técnico… de todo.

-¿Tiene algo que ver con usted esa Alison que interpreta en ‘La casa de papel’?

-Conecté mucho con Alison porque es una chica muy introvertida y con un punto de delicadeza. Creo que guardo ese punto de delicadeza con ella. Recuerdo que cuando hicimos la primera lectura de guión, me sentí pequeñita en medio de todo eso. Esa sensación la guardé para la primera secuencia de Alison en la serie, la del autobús llegando a la FNMT.

-¿Cómo va a ser la evolución de Alison en la serie?

-Es una chica muy introvertida, pero en su vida cotidiana, con sus padres y con su familia, ella vive en una cárcel. Ahora, secuestrada, también está en una cárcel, pero este encierro le está permitiendo descubrirse a sí misma: descubrirse físicamente, psicológicamente… Alison va dando pasos a medida que pasan las horas en este encierro y sí que encuentra mucha complicidad en Río porque tanto él como ella son dos chavalillos. Encuentra confianza.  Alison se ha criado sin que le hayan dejado experimentar y, en este atraco, ella lo está experimentando todo… por eso para ella todo es impresionante.

-‘La casa de papel’ tiene un gran seguimiento entre los jóvenes, obteniendo cuotas de pantalla cercanas a los 25 puntos. ¿Qué le llamaría la atención de ella si no fuera quien la interpretase?

-Es difícil verlo desde fuera. Me darían ganas de hablar con ella y darle confianza. Si lo viera desde fuera, me gustaría saber más de ella. Creo que Alison esconde dentro más de lo que muestra. Alison tiene mucho que contar, tiene un mundo dentro que todavía no ha sacado. A mí, Alison me llamaría bastante la atención. Me llaman mucho la atención las personas que guardan misterio.

-Antes de esta serie venía de rodar su primera película, que era su primera experiencia como actriz. ¿Imaginaba que las series se rodaban de una forma tan similar a como se trabaja en el cine?

-Me sorprendió. Impresiona ver el resultado en pantalla. Esta serie tiene un punto de cine muy alto: desde la calidad de imagen hasta la forma en la que se rueda. Es una maravilla. A mí este proyecto me está encantado.

-Supongo que ya estará empezando a notar la fama de salir en TV.  ¿Cómo está viviendo este fenómeno de la fama?

-Es algo que no le doy importancia. Hay que tratarlo con naturalidad. Yo siento que soy María y que voy a seguir siéndolo siempre: una chica que va en Metro, que sale por el centro de Madrid con sus amigos… No me quiero privar de cosas… Todo lo que he venido haciendo, lo voy a seguir haciendo pase lo que pase. Si no, me traicionaría a mí misma.

-¿Qué aficione tiene?

-Mi primera afición es bailar. Es algo que siempre voy a llevar dentro. Me encanta bailar lo que sea; me encanta escuchar música, la música está en mi vida las 24 horas del día: haga lo que haga, siempre hay música. Me gusta también ir al cine, y me encanta estar tirada en el sofá, aunque sea un viernes, comiendo en pistachos y viendo una película. También me gusta estar tirada en la cama con mi gato al lado ronroneando…