EMPRESAS MÁS COMPETITIVAS

¿Es vital la internalización para las empresas?

La incertidumbre política no debe ser un obstáculo para la toma de decisiones de inversión. El sector exterior, ante la difícil situación interna, juega un papel relevante en estos momentos.

¿Es vital la internalización para las empresas?
¿Es vital la internalización para las empresas?

No sólo se observa su buena posición en la situación pujante del turismo, sino también en la exportación de bienes y servicios. En nuestro país se viven momentos envidiables, especialmente si lo comparamos con el de nuestros socios europeos y con el entorno.

Un mercado cada vez más global

Este empuje del sector exterior, cuando se ralentiza la economía, no es nuevo. Muchas empresas se abrieron al exterior, a partir del año 2009. Se vivieron experiencias que fracasaron, quizá por improvisación o por falta de planificación, pero muchas miles encontraron el mercado que buscaban y ,hoy, continúa aumentando el número de empresas dedicadas a la exportación, y lo hacen de una manera regular.

Muchas de nuestras empresas han alcanzado la competitividad necesaria para formar parte de un mercado cada vez más global y exigente. La internacionalización es beneficiosa para las empresas que la abordan. Así,observamos que se diversifican los riesgos, se amplían los mercados, pueden crecer, innovar y, de este modo, consiguen ser más competitivas.

Esos efectos se van acumulando, de manera que nuestra economía se hace más fuerte, se genera empleo de mayor calidad y se afronta la crisis, siendo más competitivos e integrados, a nivel global. El lema debe ser: exportar bienes y servicios de un alto valor añadido y no entrar en los mercados de exportadores de bajos costes.

Tenemos muchas empresas globalmente competitivas. Se trata de empresas con altos conocimientos en marketing digital, integradas en la Unión Europea y también en otros mercados. Este proceso de apertura al exterior debería ser ya algo definitivo, más que un componente coyuntural, habría que apuntalar este modelo.

Las instituciones apoyan a la externalización de las empresas

Nos preguntamos si sería posible acelerar el proceso. Y, nos damos cuenta de que muchas empresas necesitan un empujón y un acompañamiento para desarrollar sus proyectos. En nuestro país contamos con instituciones, con muchos años de experiencia y muy buenos resultados, que apoyan a nuestras empresas a salir al exterior, especialmente el ICEX, el Instituto Español de Comercio,

Exportación e Inversiones, las Cámaras de Comercio y las entidades de promoción, en las Comunidades Autónomas. Todas ellas, colaborando entre ellas, buscan la máxima complementariedad para atender las demandas de las empresas.

Las cámaras de comercio han sufrido una transformación importante, tras la desaparición en 2011 del recurso cameral permanente, con el que apoyaban la internacionalización, hacia un modelo de financiación privada. De manera que, en la actualidad, las Cámaras de Comercio son entidades de menores dimensiones, con menos empleados, pero con una mayor especialización, más flexibilidad, más agilidad y una mejor orientación y capacidad de atención y respuesta, a las necesidades de las empresas.