lunes 27.01.2020
Según Lucía Etxeberría

La "explotación laboral" de MasterChef Junior y La Voz

La escritora habla de jornadas laborales "agotadoras" de los pequeños que acuden a estos espacios

Lucía Etxeberría, en una de sus intervenciones televisivas.
Lucía Etxeberría, en una de sus intervenciones televisivas.

Apenas unos días después de haber obtenido su particular revancha televisiva contra Mediaset, al fallar el Tribunal Supremo en su favor, condenando al grupo a pagar 50.000 euros a la escritora por "intromisión ilegítima en el honor y la intimidad personal y familiar", Lucía Etxeberría sigue haciendo campaña contra Telecinco, y ahora también contra TVE.

Y es que la escritora parece haberse convertido en defensora de los derechos de los niños que acuden a programas de televisión como La Voz o MasterChef Junior, por mucho que éstos disfruten en dichos espacios y éstos tengan millonarias audiencias y gran aceptación. 

Así, en un artículo publicado en El periódico, ha denunciado la "explotación infantil" que sufren todos los niños que participan en esos programas, porque "lLos programas que veis no son tal y cómo los veis. Los niños no llegan y van directamente al plató. Han pasado por peluquería, vestuario, ensayos... Más o menos están en el estudio ocho o diez horas. Son jornadas laborales. Agotadoras. Y se supone que en nuestro país está prohibido que trabajen los menores de 16 años".

Etxebarría no solo critica dichos espacios sino también la actitud que tienen "los padres, agencia, productores y directores de casting" porque, según ella, "olvidan los derechos de los niños y, como si fueran adultos, les someten a las normas de un trabajo tan duro, estresante y competitivo como es el audiovisual". 

Puestos a cargar contra todo el mundo, también mete en el mismo barco a la propia Administración, "tampoco pone excesivo celo en las condiciones del trabajo infantil. Las leyes y el protocolo sobre el trabajo de los menores no están suficientemente regulados", y puntualiza que "tampoco hay funcionarios que controlen los horarios de los menores".

Además de esas jornadas agotadoras, Lucía Etxeberría recuerda la exposición mediática que sufren porque "pasa a tener de repente un millón de amigos que solo se le van a acercar por interés y un montón de detractores que solo le criticarán por envidia". Por todo ello cree que "en el caso de Masterchef o La Voz Kids, la impresión es que los niños, tristemente, no son más que simples herramientas para hacer un programa de televisión que busca generar audiencia".

Comentarios