martes 25.02.2020

SEO y SEM: ¿en qué se diferencian?

Si tienes un negocio online y quieres contratar los servicios de una agencia de marketing para posicionar la web, aumentar su visibilidad y ganar nuevos clientes, tendrás que escoger entre una estrategia de SEO y SEM, pero, ¿cuáles son las diferencias?

SEO y SEM: ¿en qué se diferencian?

Nos encontramos en un mundo en el que el mundo online es fundamental para cualquier negocio, y es que si a día de hoy no estás en Internet, no existes. Y de hecho vamos un paso más allá, y es que no vale con estar, sino que hay que saber estar.

¿A qué nos referimos con esto? Pues que no vale de nada estar en Internet si tu web está perdida en las últimas posiciones de Google, ya que en ese caso será imposible que un usuario acceda a ella, lo que hará que tu negocio se mantenga estancado.

Para triunfar en Internet tu web debe estar situada en las primeras posiciones de Google, ya que está comprobado que más del 80% de los usuarios no pasa de la primera página de resultados. De modo que si tu web está en la octava o novena página, será lo mismo que si nunca te hubieras hecho una web.

Y para conseguir posicionar una web en lo más alto tenemos el posicionamiento SEO y SEM, dos de las principales estrategias de marketing y publicidad online en la actualidad, fundamentales para todo negocio online, que se centran en mejorar el posicionamiento de una web y aumentar su visibilidad, lo que se traducirá en un mayor número de visitas y, por tanto, de ventas.

Pero aunque el SEO y el SEM tengan el mismo objetivo, son diferentes entre sí, y por ello a continuación te vamos a contar todo lo que debes saber sobre estas dos disciplinas.

¿Qué es el SEO?

El posicionamiento SEO es una estrategia de marketing online enfocada a optimizar las páginas web de cara a los principales buscadores, como Google, Yahoo o Bing, de una forma orgánica y natural, lo que significa que no se trata de una publicidad de pago.

A través del SEO se consigue mejorar una web de cara al usuario, lo que permitirá mejorar sus posiciones en los resultados de búsqueda de los usuarios, y por tanto, aumentar su visibilidad, captando la atención del público y aumentando las posibilidades de atraer a nuevos clientes.

Eso sí, el SEO es una estrategia a largo plazo, por lo que los resultados no son inmediatos, sino que se debe trabajar constantemente sobre la página hasta alcanzar el objetivo que nos hayamos marcado, que no debería ser otro que aparecer en la primera página de resultados de Google.

Si tienes una web corporativa o un negocio online y no estás disfrutando de los resultados esperados, lo ideal sería contratar a una agencia para que realizase una auditoria SEO a fondo, que servirá los principales errores y puntos de mejora sobre los que habría que trabajar, y que marcarán la estrategia a seguir.

¿Qué es el SEM?

Por otro lado tenemos el posicionamiento SEM, que a diferencia del SEO, si se trata de una técnica de publicidad online de pago, la cual está destinada a aumentar la visibilidad de una web a través de anuncios patrocinados.

Una estrategia de posicionamiento SEM consiste en publicitarse mediante una serie de palabras clave que nos interesan, por lo que previamente hay que hacer un estudio que nos permita identificar aquellas palabras clave que están relacionadas con lo que ofrecemos y con nuestro público objetivo.

El precio de nuestro anuncio dependerá del volumen de búsqueda de la palabra clave, y obviamente cuantas más búsquedas tenga una keyword, más alto será el precio que tendremos que pagar.

Otra diferencia respecto al SEO es que el SEM sí ofrece resultados inmediatos, por lo que no tendrás que esperar a que pase el tiempo para que tu web aparezca en la primera página de Google, sino que en el momento en que lances tu estrategia, tu web comenzará a subir como la espuma.

Comentarios