Lunes 10.12.2018
Tras el referéndum de independencia unilateral

El PDK de Masud Barzani se impone en las elecciones del Kurdistán iraquí

Pese a que el PDK ha arrasado en las elecciones, se ha quedado a 12 escaños de lograr la mayoría absoluta.

Masud Barzani
Masud Barzani

El gobernante Partido Democrático del Kurdistán (PDK), agrupación fundada por el expresidente kurdo Masud Barzani, se ha impuesto en las elecciones parlamentarias de la región autónoma del Kurdistán iraquí, celebradas el pasado 30 de septiembre, han anunciado autoridades oficiales.

El partido conservador se asegura 45 escaños de los 111 reservados para el Parlamento kurdo tras lograr 688.070 votos, a una distancia de 24 escaños y más de 350.000 sufragios del segundo más votado, la progresista Unión Patriótica del Kurdistán (UPK), informó anoche la comisión electoral, recogido hoy por el PDK y medios kurdos.

La cuenta oficial de la oficina de Relaciones Internacionales del PDK aseguró hoy que, "según la distribución de los 100 escaños del Parlamento", pues los otros 11 están reservados para minorías étnicas, el partido liberal Gorran (Cambio) habría obtenido 12 escaños, la mitad de asientos que obtuvo en las anteriores elecciones y quedando relegado al tercer puesto.

La sorpresa ha sido el recién creado partido Nueva Generación, que entra en el Parlamento con 8 escaños y cuyo líder, Shaswar Abdulwahid, se ha posicionado como el segundo líder más votado en los comicios, por detrás de Qubad Talabani, del UPK, según informa el medio Rudaw.

Pese a que el PDK ha arrasado en las elecciones, se ha quedado a 12 escaños de lograr la mayoría absoluta en un Parlamento históricamente dividido por su rival UPK y el resto de partidos opositores al gobernante.

Según el PDK, "las negociaciones para formar el nuevo Gobierno regional comenzarán pronto", sin dar más detalles. Hasta el momento, no ha habido ninguna reacción de los principales líderes de las agrupaciones kurdas.

El retraso para anunciar los resultados oficiales se debe a que la Comisión Electoral recibió tras los comicios 1.045 quejas de los partidos por supuestas irregularidades durante la jornada electoral, en la que la participación rondó el 60 % de los 3,3 millones de electores convocados a las urnas.

Las elecciones parlamentarias fueron las primeras que tienen lugar en el Kurdistán iraquí después del referéndum de independencia unilateral celebrado en esta región en septiembre del año pasado, no reconocido por Bagdad.

El principal impulsor de la consulta, Masud Barzani, se vio forzado a dimitir de la Presidencia del Kurdistán un mes después de la celebración del referéndum, aunque podría verse de nuevo en el lugar que dejó tras haberse impuesto en los comicios.

Las elecciones, inicialmente previstas para finales de 2017, fueron aplazados entonces por la inestabilidad política causada por la celebración de la consulta, cuyos resultados fueron anulados por el Tribunal Constitucional de Irak.