lunes, diciembre 5, 2022

Aguirre: economía de casino

Un secretario de estado de Rajoy ha afirmado que la decisión de Adelson es fruto de las reformas emprendidas por su Gobierno.

Una declaración inadecuada e impertinente: la decisión de Adelson es, en realidad, el producto de una visión actualizada del pelotazo urbanístico que tanto inspiró a la economía madrileña durante estos años de reinado de Aguirre.

Las reformas estructurales de Rajoy pretenden transformar un modelo insostenible en un nuevo contexto, en una realidad que, más pronto que tarde, transforme nuestras expectativas como país y abra nuevas oportunidades a los españoles.

Al Gobierno no le falta voluntad para ello, pero le sobran detractores, incluso entre su electorado más fiel. Aguirre junto a otros dinamiteros profesionales, como Mayor Oreja, abre continuamente fisuras en el entorno social del PP.

La misma que apela a los valores morales para defender un discurso rancio y egoísta, es la que aplaude y fomenta la prostitución del futuro de los madrileños, condenándolos a una economía sin fundamentos sólidos y negandoles, por tercera vez, el acceso a la inversion productiva, la investigación o la innovación, a cambio del nuevo pelotazo urbanístico y la desregulación laboral y fiscal, convirtiendo a Madrid más en un espejismo que en un oasis.

Aguirre y los suyos, esa cólera incapaz de asumir que la política no es un negocio ni la sumisión de los medios de comunicación ni la ignorancia social, o el continuo abandono de la responsabilidad en manos, por ejemplo, de crupiers y madames, deberían poner coto a su desbocada pasión por dañar al PP y a sus verdaderos cimientos sociales.

Se equivoca el secretario de estado, y Rajoy debería darse cuenta de la encerrona que supone esta entrega a las mafias del juego que se fragua en Madrid.

Debería imaginar, aunque solo sea por un instante, a Ignacio González a la puerta de un hotel de Adelson en Madrid y evocar con los ojos cerrados a Lucky Luciano en la puerta del hotel Nacional de La Habana. Ni más ni menos.

Editorial Estrella

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias