lunes, noviembre 28, 2022

El impuesto turco

Definitivamente, Turquía se ha salido con la suya. Me estoy refiriendo a que como hemos comprobado hace pocos días, la UE ha tenido que salir corriendo a pagar el peaje chantajista en el que el actual gobierno de Turquía del señor Erdogan. El de la alianza de civilizaciones junto a Zapatero, había colocado a todos los gobiernos que componen la UE en la crisis de los refugiados de guerra sirios y de otras nacionalidades.

El comienzo de esta historia es conocido. El gobierno turco decidió crear un plan estratégico, hace varios meses, en el que no iba a aguantar ni un minuto más en su territorio que los campamentos de refugiados de nacionalidad siria, mayoritariamente, siguiesen creciendo como setas y dando cabida a más refugiados de guerra de la zona en conflicto.

La guerra de Siria, frontera natural con Turquía, se presentaba como un dolor de cabeza para los dirigentes otomanos. Estos tenían que administrar en su territorio la llegada de miles y miles de personas, mayoritariamente sirias, que huían despavoridos del conflicto armado de guerra civil por un lado, y la llegada invasora  de los yihadistas fanáticos a diversas ciudades introduciendo sus leyes fundamentalistas y feudales en esos enclaves sirios conquistados.

Pero como se suele decir, a algún espabilado dirigente turco se le iluminó la bombilla con esta tragedia humana en Oriente, e hicieron de la desgracia virtud. La receta fue colocar a la Unión Europea en un callejón sin salida, con la apertura de fronteras turcas para todos los refugiados sirios que quisieran, instándoles a abandonar suelo turco y poniendo a todos los sirios el caramelo en la boca, diciéndoles que el maná estaba en la Unión Europea, y al mismo tiempo animándoles a comenzar un fatigoso éxodo hacia la tierra de riqueza prometida.

Turquía sabía que su apuesta sería exitosa y que la Unión Europea no tardaría en plegarse a las condiciones turcas para volver al escenario anterior, a la apertura de fronteras y salida masiva de refugiados camino de Alemania y Suecia especialmente. 

Las largas filas de gente a pie atravesando campos, caminos, autovías o por medio de grandes ciudades como Viena. Una procesión de hombres, mujeres y niños en silencio, haciéndonos recordar los peores momentos e imágenes de la Segunda Guerra Mundial, era un motivo seguro para que el gobierno turco se sentara plácidamente a esperar la llamada nerviosa y desesperada de los principales dirigentes europeos para parar la tragedia humanitaria.

Y así fue. El premio gordo de la lotería para Turquía se lo encontró desde que la canciller alemana, Angela Merkel, salió rauda y veloz a reunirse con Erdogan en Turquía y concederle todo lo que quisiera y necesitase con tal de que se volviese a la situación anterior a la salida de refugiados de suelo turco.

Turquía lo tenía fácil en sus reclamaciones, más dinero de la Unión Europa para las arcas otomanas, es decir, tres mil millones de euros que en la actualidad en las Instituciones europeas no se sabe de que partida presupuestaria se sacará, pero les aseguro que se sacarán. Agilización en los trámites para que Turquía sea cuanto antes un miembro más de pleno derecho de la Unión Europea, y retirada de los visados a los ciudadanos turcos que visiten los países comunitarios. 

Como les decía, todo un chollo para el gobierno turco.

Y a este lado de Europa desgraciadamente nos olvidamos que Turquía sigue siendo un país donde los Derechos Humanos siguen campando por su ausencia en muchos casos. A las mujeres se las veja o desprecia en tantos y tantos casos, además, Turquía tiene parte de un territorio de la UE como es Chipre invadido y bajo control estricto militar sin que permitan el paso sin visado a los grecochipriotas que viven en el sur de la isla.

Todo esto que les acabo de contar, para algunos dirigentes europeos se resume en que por la paz mejor un Ave María, volviendo la cabeza y olvidando que el que consigue chantajearte una vez, además de conseguir su objetivo, no te lo despegarás de más chantajes para el futuro.. Y si no, al tiempo

Carlos Iturgaiz

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias