lunes, febrero 6, 2023

Otra vez el día «D»

No te pierdas...

Día D. Sus señorías se reúnen para la celebración del debate sobre el estado de la Nación. En filas del PP hay nerviosismo. No saben cómo hacer para que el debate no termine centrándose en la corrupción. Por si acaso, se preparan para responder en los «pasillos» las acusaciones que desde la bancada de la oposición se pueda hacer a Mariano Rajoy a cuenta del caso Bárcenas. De ahí que desde hace un par de días Javier Arenas haya entrado en acción. Arenas va conformando su propio espacio dentro del PP, esperando su momento ya sea para saltar al Gobierno o para volver a ser el hombre fuerte de Génova, 13.

Arenas ha calentado motores asegurando que el PP está sufriendo una situación parecida a la de los días posteriores del 11M

De ahí que Javier Arenas haya calentado motores asegurando que el PP está sufriendo una situación parecida a la de los días posteriores del 11-M. No sé si después de decir tamaño despropósito se habrá quedado tan tranquilo pero si sé que el señor Arenas parece creer que los ciudadanos somos tontos.

Hay que tener mucho desparpajo, Arenas lo tiene, para pretender que Mariano Rajoy es víctima de una especie de conspiración encaminada a debilitarle y acabar con su liderazgo. Y de paso sugerir que esa conspiración viene desde sectores de la oposición. No acusa directamente al PSOE pero casi.

Puestos a buscar conspiradores Javier Arenas debería de buscarlos en su propio partido. Pero más allá de que el señor Arenas se saque de la manga la teoría de que por ahí pululan presuntos conspiradores para acabar con el liderazgo de Rajoy, lo que debería de hacer es explicarnos a los ciudadanos la verdad y nada más que la verdad del caso Bárcenas, que es una derivada del caso Gürtel.

A estas alturas es una auténtica tomadura de pelo y falta de respeto a la sociedad la pretensión de los populares de que ellos nada tienen que ver con su extesorero y negarse a explicar por qué le han tenido en nómina hasta hace un rato.

El caso Bárcenas huele a podrido y el PP tiene obligación de decir la verdad, cuanto antes mejor. Hasta ahora viene negando lo evidente y cuando los medios de comunicación desvelan un capítulo más del caso Bárcenas entonces salen a dar explicaciones, siempre confusas. Mariano Rajoy les ha dicho a los suyos que no entren al «trapo» y así los dirigentes del PP han empezado a refugiarse en el silencio, salvo Arenas, que siempre está dispuesto a dar un paso de más.

El caso Bárcenas está contaminando al PP y está restando fuerza al propio Gobierno

Por más que los estrategas del PP se empeñen, el caso Bárcenas está contaminando al PP y está restando fuerza al propio Gobierno. Tampoco les va a servir a los populares la política del calamar ni recordar que el resto de los partidos tienen sus propios casos de corrupción. Es verdad. El PSOE con el asunto de los ERES o el espionaje, por no recordar a CiU y los negocios de la familia Pujol y otras lindezas. Pero ni siquiera estos casos logran borrar el escándalo del caso Bárcenas.

Más vale ponerse una vez amarillo que cientos colorado, pero los estrategas del PP parecen haber decidido ponerse todos los días colorados. Allá ellos, pero, por favor, que no intenten tomarnos el pelo. Por ahí los ciudadanos no pasamos.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Julia Navarro

Artículo anterior
Artículo siguiente

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -