sábado, noviembre 26, 2022

Patriotismo

Acabáramos. El Gobierno nos tenía acostumbrados a pedir a la oposición –al PP fundamentalmente, pero no sólamente- que arrime el hombro, que apoye las medidas contra la crisis, que se cuide de hablar en voz demasiado alta para no generar desconfianza. Cada “no” de la oposición (que no de los sindicatos, a los que se permite la crisis y la movilización como se permiten las travesuras del niño preferido), era tachado de “antipatriota”, palabrita que no estaba en el lenguaje del PSOE hasta que se dio cuenta de que, puestos a decir las cosas claras (y ya que no había un programa serio), no importaba identificar los intereses propios con los de España. No llegaron a incluir en el Código Penal las críticas –como el famoso artículo 133 del Código de la antigua Yugoslavia que penalizaba “sembrar la tensión y el desconcierto”- pero se pretendía formular una censura política y social del debate abierto y la contraposición de propuestas.

Y digo acabáramos porque ahora, para reprocharle al Gobierno y al presidente la falta de reformas, la portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, nos dice que esa parálisis, o el diferente modo de hacerlo, o el cálculo diverso de los plazos, demuestra que Rodríguez Zapatero es “un antipatriota”. Sabíamos, porque lo escribió sagazmente Baroja, que los políticos son sembradores de lugares comunes. Hemos dado un paso adelante y ahora airean sandeces.

Este tipo de política, por un lado, evita con las palabras gruesas, el verdadero debate porque, a fuerza de tener constancia de que unos y otros son antipatriotas para los adversarios, terminamos por no tener idea de cómo y para qué quiere el Gobierno el consenso, si es que lo quiere, ni cómo y de qué modo se podría llevar a cabo, de modo concreto, la alternativa de la oposición. Y, por otro lado, el uso absurdo y repetitivo de la palabra antipatriota revela otro problema, aún más grave si cabe. Para el Gobierno y la oposición el patriotismo no es otra cosa que coincidir, aplaudir y respaldarles.

Germán Yanke

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias