domingo, julio 21, 2024
- Publicidad -

Principales retos que afrontarán las startups en 2024

No te pierdas...

Entre 2020 y 2022 el interés de los inversores se centró de forma muy especial en las startups. En ese período, las empresas emergentes consiguieron sumar millones de euros en sus rondas de financiación. Pero, tras el descalabro de algunos grandes nombres en 2022, los inversores decidieron poner su dinero en proyectos más tradicionales que consideraban más seguros.

Esto provocó en 2023 una importante crisis de financiación dentro del sector de las empresas emergentes. A lo largo del pasado año, la inversión en startups se redujo un 45% con respecto a las cifras de 2022.

Este escenario plantea nuevos retos para este tipo de empresas que, ahora más que nunca, deben demostrar su viabilidad si quieren poder acceder a la financiación que necesitan.

La era de la inversión descontrolada no volverá

Para los expertos, el primer gran reto que afrontan las startups este año es ser conscientes de que la época de las grandes inversiones no va a volver.

Es previsible que las cifras de inversión mejoren con respecto a las de 2023, pero no es viable esperar que aparezcan inversores dispuestos a dar millones de euros a empresas que apenas han demostrado su capacidad para mantenerse en el mercado.

No obstante, todo apunta a que todavía podrían pasar algunos meses antes de que el interés de los inversores en las empresas emergentes vuelva a resurgir. Mientras los tipos de interés sigan altos, es previsible que el acceso a la inversión continúe siendo complicado.

Potenciar la rentabilidad en lugar del crecimiento rápido

En los últimos años, el éxito de una startup se medía en su capacidad para crecer rápido. Intentando llegar lo antes posible a lo que se considera un “unicornio”.

Pero el tiempo ha demostrado que un rápido crecimiento no siempre es sinónimo de viabilidad. De hecho, hay muchos ejemplos de empresas emergentes que han acabado desapareciendo después de crecer rápidamente, como Theranos o Factoo.

Si quieren atraer a los inversores, el reto que deben asumir las empresas emergentes es demostrar que pueden llegar a ser rentables. Pueden mantener una estructura pequeña sin ningún problema, eso no será obstáculo para los inversores, pero tienen que poder acreditar que sus productos o servicios tienen demanda en el mercado y están dando rendimientos.

Esto no significa que deban renunciar al crecimiento, pero sí que deben abordar el proceso de expansión de una forma más comedida. Porque este también implica unos costes que merman su rentabilidad.

Acudir a la banca tradicional

Los fondos de inversión han sido durante muchos años la principal fuente de financiación de las empresas emergentes. Con estos apuntando su interés a otros proyectos, a las empresas emergentes no les queda más remedio que diversificar sus formas de obtener financiación.

Aunque muchas de ellas todavía se resisten, acudir a la banca tradicional puede ser una de las soluciones para el problema de la falta de financiación. De hecho, las entidades bancarias están orientando su negocio cada vez más a este tipo de entidades, adaptando su oferta a lo que estas empresas necesitan.

En modelos de negocio que funcionan bien y son rentables, adquirir deuda con un banco no debería suponer ningún problema, porque se dispone de liquidez suficiente para devolverla.

Adaptarse a los cambios tecnológicos

La mayoría de las startups tienen un modelo de negocio que es intenso en tecnología. Sin embargo, la Inteligencia Artificial (IA) avanza tan rápido que algunas corren el riesgo de quedarse atrás. Incluso de que su producto o servicio quede obsoleto en un plazo de tiempo muy corto.

Para los expertos, otro de los principales retos a abordar este año es hacer una buena adaptación a los cambios tecnológicos que ya están en marcha, e invertir tiempo y recursos para sacarles el máximo partido posible.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -