martes, abril 23, 2024
- Publicidad -

Las empresas tech vuelven a ser investigadas por Bruselas

No te pierdas...

La actividad de las grandes empresas tecnológicas, conocidas como empresas tech, se está viendo afectada en Europa por la entrada en vigor de nuevas normas que regulan su forma de actuar, para proteger tanto a los consumidores como al resto de empresas que compiten en el mismo mercado.

En los últimos meses, la Comisión Europea ha puesto bajo la lupa a grandes compañías como Apple, por desarrollar prácticas que suponen una limitación para que otras empresas competidoras puedan alcanzar sus objetivos.

El informe The Lobby Network, llevado a cabo por Corporate Europe Observatory y Lobbycontrol en 2021, puso de manifiesto que las grandes tecnológicas son el principal lobby que opera en el seno de la Unión Europea. Y gastan cada año una media de 97 millones de dólares para influir en las políticas comunitarias.

Las empresas presionan a la Unión Europea sobre política digital de forma individual y también de manera colectiva, ya que están organizadas en asociaciones comerciales y empresariales. Según el informe, el presupuesto de estas asociaciones supera el presupuesto medio del 75% de las empresas de la industria digital.

A pesar de ello, la regulación del sector se está volviendo cada vez más restrictiva en Europa, y Bruselas acaba de anunciar una nueva investigación a Meta, Alphabet (Google) y Apple, por entender que pueden haber incurrido en una violación de la Ley de Mercados Digitalesl (DMA, por sus siglas en inglés).

Las big tech priorizan su servicios sobre los de la competencia

La DMA busca establecer un marco regulatorio en el que todas las compañías tecnológicas puedan competir en condiciones de igualdad en el territorio de la Unión Europea. Acabando así con la posición dominante que los gigantes tecnológicos han mantenido durante años.

La nueva investigación que se va a llevar a cabo en el seno de la Comisión Europea, afecta directamente a tres de las multinacionales tecnológicas más importantes del mundo.

Con respecto a Alphabet, la Comisión Europea considera que sigue dando prioridad en la visualización de resultados a aquellos que están relacionados con Google, como los servicios de Google Flights o Google Hotels.

Un comunicado emitido por la Comisión destaca que hay preocupación por el hecho de que las medidas ya adoptadas por Alphabet no garanticen que los servicios de terceros se muestren en la página de resultados de búsqueda de Google. Recibiendo, por tanto, un tratamiento discriminatorio en comparación con los propios servicios de Alphabet.

Por lo que se refiere a Apple, la Comisión Europea considera que la empresas está impidiendo a los usuarios el ejercicio de su derecho a elegir libremente los servicios dentro del ecosistema Apple. Aunque la compañía ya ha puesto en marcha cambios que permiten a los usuarios desinstalar aplicaciones nativas que vienen por defecto en el software iOS, los vendedores de apps creen que no son suficientes para poder competir en condiciones de igualdad.

Meta (Facebook) está siendo investigada ahora por su modelo de “pago o consentimiento”, que ofrece a los usuarios la posibilidad de mejorar su privacidad en Facebook e Instagram si estos acceden al pago de una determinada cantidad de dinero al año.

Dar el consentimiento para que estas redes sociales recopilen cookies es sencillo, pero retirarlo implica un proceso complejo y una suscripción de pago. Algo que podría ir en contra de la normativa de protección de datos de la Unión Europea, que determina que retirar el consentimiento debe ser tan fácil como darlo.

Junto a las anteriores, Amazon también va a ser investigada para determinar si continúa priorizando sus propios servicios en su plataforma.

Margrethe Vestager, comisaria de Competencia y Mercado Interior, ha señalado que: “la Ley de Mercados Digitales entró en vigor el 7 de marzo. Llevamos meses hablando con las grandes plataformas para ayudarles a adaptarse, y ya podemos ver cambios en el mercado. Pero no estamos convencidos de que las soluciones de Alphabet, Apple y Meta respeten sus obligaciones en favor de un espacio digital más justo y abierto para los ciudadanos y las empresas europeas”.

Se estima que la investigación durará un año, y determinará qué medidas deben tomar las empresas tech para adecuarse a la legislación si se llega a la conclusión de que están vulnerando la normativa. Las multas en caso de infracción pueden llegar hasta el 10% de la facturación de las compañías.

Los conflictos entre las empresas tech y la Comisión Europea se están agudizando

En los últimos años,  la confrontación entre las grandes compañías tecnológicas y la Comisión Europea ha ido a más, a medida que las investigaciones se suceden y las multas comienzan a llegar.

Hace unos años, Apple fue sancionada con 1.300 millones de euros por las ventajas fiscales que recibe en Irlanda. La empresa californiana recurrió la decisión y ahora queda pendiente que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se pronuncie sobre este tema. 

Bruselas también ha sancionado a Apple con 1.840 millones de euros por abusar de su posición dominante en el mercado de la música online. Una sanción que trae causa de una denuncia interpuesta por Spotify.

En el caso de Meta, las sanciones que ha recibido en Europa están relacionadas con la protección de la privacidad. La Comisión Europea ha multado a la compañía con 1.200 millones de euros por infringir el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y enviar datos de los usuarios europeos de WhatsApp, Facebook e Instagram a Estados Unidos.

Además, unos meses antes de imponer esa multa, la Unión Europea asestó un duro golpe a Meta, al declarar ilegal la base jurídica que la compañía utilizaba desde 2018 para obtener datos de los usuarios y poder ofrecer publicidad microsegmentada. Por los cuatro años en los que esta base operó de forma irregular, la sanción impuesta ascendió a 390 millones de euros.

Hasta el momento, la multa más importante de la Unión Europea a una empresa tecnológica ha sido la que se impuso en 2018 a Google por valor de 4.343 millones de euros, aunque luego la justicia europea rebajó la cantidad hasta los 4.125 millones de euros. Por entender que estaba aplicando restricciones ilegales a los fabricantes de dispositivos móviles Android.

Con anterioridad, Google ya había recibido una multa de 2.424 millones de euros por abusar de su posición dominante y conceder ventajas ilegales a su servicio de comparación de precios, Google Shopping, frente a sus rivales.

De cara a las investigaciones que acaban de ponerse en marcha y las que puedan llegar en el futuro, la Comisión ha pedido a Apple, Alphabet, Meta, Amazon y Microsoft, que guarden toda la documentación que pueda resultar de utilidad para comprobar si se están adaptando correctamente a la Ley de Mercados Digitales.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -