martes, febrero 7, 2023

Teresa Rodríguez se reúne con la Unesco para frenar legalización de regadíos

No te pierdas...

En una comparecencia ante los medios de comunicación, Rodríguez ha indicado que buscar una alianza «significa trazar una estrategia común, pues nos parece que esto sólo lo para el hecho de que seamos capaces de colocar este asunto en el centro de la importancia informativa, de la opinión pública».

«Además de aliarnos con los movimientos sociales de Andalucía a través de la plataforma ‘Salvemos Doñana’, vamos a salir fuera a buscar ayudas, aunque entendemos que quien debería estar aquí escuchando las recomendaciones de la Unesco es el presidente andaluz Juanma Moreno Bonilla», ha expresado.

Del Gobierno central, ha dicho, «esperamos valentía, recurso al Constitucional si se aprobara, pronunciamientos públicos muy claros y, sobre todo, también que metan en cintura al Partido Socialista de Andalucía» porque «esta ley ha pasado con el voto a favor del Partido Popular, Ciudadanos y Vox, pero también con la abstención del Partido Socialista».

Teresa Rodríguez ha apuntado que a día de hoy «Doñana está en riesgo», se ha convertido en una especie de «muñeco vudú» que ha sido durante mucho tiempo «maltratado por distintas cuestiones», desde las búsquedas de gas, la minería o el urbanismo salvaje, elementos que «han ido deteriorando el parque y sobre todo lo más importante que tiene, que es el agua».

Ha manifestado que hoy «nos encontramos con que el 80 % de la masa de agua en superficie ha desaparecido en Doñana desde hace sólo unos años, desde que el urbanismo salvaje y la agricultura intensiva han ido secando el parque».

Ya el plan de la fresa, ha recordado, suponía la legalización de una serie de regadíos que de alguna forma «tenían un equilibrio precario con la supervivencia del parque y lo de ahora es algo absolutamente inasumible para el futuro de Doñana y el de la agricultura en la zona».

Se trata, ha agregado, de una agricultura que genera muchos beneficios, pues «hablamos de una de las comarcas con más renta per cápita por habitante, como consecuencia de la venta de los frutos rojos».

Por tanto, «tiene que haber una corresponsabilidad social y ambiental para que la siguiente generación de onubenses también puedan cultivar, disfrutar y convivir con el parque».

«Buscamos una estrategia común para presionar al Gobierno andaluz y a las fuerzas que lo sustentan para que den marcha atrás en la presentación de esta ley que ha iniciado su tramitación», ha declarado.

Esta ley, ha insistido Rodríguez, «nos parece que debería ser inmediatamente retirada o absolutamente reformulada para garantizar el futuro del parque y de la agricultura en la zona», así como «el prestigio del producto que se resiente en los mercados internacionales como consecuencia de esta dudosa trazabilidad ambiental».

Según la portavoz de Adelante Andalucía, se trata de «tejer alianzas entre los grupos políticos que nos hemos posicionado en contra de esta ley, que hemos sido Unidas Podemos y Adelante Andalucía, con los movimientos de la sociedad civil, y los grupos ecologistas, sociales y también de agricultores que no quieren esta ley, con los organismos internacionales que están posicionándose en contra», ha concluido. EFE

 

A.M.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -