jueves, diciembre 8, 2022

Maestros Ciruela

Algunos van de verde reclamando no sé muy bien qué. Otros se quejan de qué se yo. Y posiblemente, todos lleven razón. Dan muchas voces y nos perdonan ‘la vida’ en cada manifestación. Incluso, persiguen a las autoridades reivindicando vaya usted a saber qué. Pero, ay amigo, cuando rascas en muchos de ellos, como hacía la maestra de mi pueblo cuando no nos sabíamos las regiones de España, habría que hacerlos escribir 300 veces: ‘tengo que saberme las regiones de España’. Y, cada diez veces, repetirlas todas en voz alta.

No era el método más pedagógico del mundo pero, al final, nos sabíamos las regiones de España

Posiblemente, no era el método más pedagógico del mundo pero, al final, nos sabíamos las regiones de España, hoy, Comunidades Autónomas. Y también nos sabíamos los ríos. Y los afluentes. Y los límites de España. Aún recuerdo hace unos cuantos años a los niños saharauis cantando en las escuelas de Tinduf esos límites de España y la tabla de multiplicar. En español. Como en mi niñez. Y a mí se me saltaron las lágrimas.

Ahora, el problema no es que no lo sepan los alumnos, no lo saben muchos profesores. En las oposiciones a maestros en la Comunidad de Madrid, muchos aspirantes no han logrado superar la prueba de conocimiento con preguntas de nivel básico de ortografía, geografía o lengua. Y con errores imperdonables.

Hubo quien dijo que «Soria es una comunidad autónoma» o que «Albacete, Ciudad Real y Badajoz son provincias andaluzas» y fueron numerosos los que cambiaron de lugar en el mapa a Ceuta, Melilla o Ávila. Y algún opositor respondió, en preguntas para clasificar animales, que el gato es «astuto», la gallina es un «mamífero» o que el gavilán es un «viajero».

Y es que, aparte de errores ortográficos clamorosos como ‘deriban, vagaje, anbito, veverlo o inportancia, en Matemáticas, sólo un 7% de los examinados supo decir a cuánto equivalían, en gramos, 2 kilos y 30 gramos y otras equivalencias referidas a longitud y tiempo. Y sólo el 23% calculó correctamente el perímetro y el área de un trapecio del que tenían la longitud de los cuatro lados.

En Matemáticas, sólo un 7% de los examinados supo decir a cuánto equivalían, en gramos, 2 kilos y 30 gramos

En Lengua y Literatura, un 70% no supo dar definiciones correctas de «escrúpulo», «disertación», «extasiar» y «pronóstico» y casi la mitad no sabía explicar la diferencia entre «basta» y «vasta». En este apartado, destacan algunas de las respuestas a la definición de «escrúpulo»: «Salida del sol», «atardecer» y «que no eres capaz de tocar las algas con las manos». Más del 80% no supo identificar los adverbios, conjunciones, pronombres y conjunciones en una frase.

Sólo el 1,8% supo el nombre de las provincias por las que pasan los ríos Duero, Ebro y Guadalquivir (ésta fue la pregunta con un porcentaje menor de aciertos). Algunos llegaron a decir que los tres ríos pasan por Madrid, cuando es la comunidad en la que pretendían dar clase porque eran opositores de toda España. ¿Hay quién dé más?

Y hablo de las respuestas de un número estadísticamente significativo de diplomados en Magisterio, pertenecientes a la ya célebre «generación mejor preparada de la historia de España». Maestros Ciruela, diría yo. Pero eso es lo que tenemos.

Y claro, la pregunta es: ¿y ahora qué? Y otra vez me pongo a llorar. Pena de Maestros.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

La sonrisa de la avispa

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias