martes, diciembre 6, 2022

Ecce España

En pleno voluntarismo, desde instancias más o menos oficiales, se pretende crear y divulgar la “Marca España”. Mientras tanto, una veterana restauradora-ilustradora de Borja, provincia de Zaragoza, ha tomado la delantera: se ha “montado” un auténtico logotipo que ha dado la vuelta al mundo.

Esta señora, queriendo o sin querer, ha materializado perfectamente la imagen que parece ser damos actualmente. Esta es la clave del éxito de un logotipo cualquiera: recoger todas las circunstancias, percepciones y matices en una imagen escueta. Cuando se acierta, el resultado es una inmediata popularización.

La obra, supongo que ya la conocen, refleja estéticamente un personaje torturado, doliente, picassiano y algo picaresco, a medio camino entre el creado por Munch en su célebre cuadro “El Grito” y algún famosillo de Telecinco. Simbólicamente es perfecto. Tal vez por ello a servidor le produce cierta grima contemplarlo.

Surrealismo puro: no falta el marco religioso original, el tono cuasi calcinado propio de los numerosos incendios habidos en este verano o las referencias a apariciones paranormales como las caras de Belmez. Todo ello con un tono desvaído y borroso de acuerdo con estas vacaciones que han transcurrido sin gobierno ni oposición. A este caluroso y extraño Agosto también hay que sumar pintorescos sucesos como que la residencia estival de la Familia Real haya permanecido casi vacía y los herederos en paradero desconocido o que un alcalde comenzara a organizar peregrinaciones a Mercadona que es un establecimiento que no concede indulgencias pero si cremas Deliplus y artículos de primera necesidad. Todo muy surrealista. Pero así ha sido y así lo hemos asumido.

El resultado de todo ello es que la famosa prima de riesgo bajó y la Bolsa subió. Es decir: solitos nos manejamos bien. Tal vez habría que pensar de nuevo en aquellos largos y míticos “Veranos Azules”, con sus bicicletas y sus Rodrígueces para así aportar un mayor respiro al personal.

Pero ahora llega el otoño. Si el verano ha sido caluroso, las predicciones políticas pronostican una próxima estación también caliente. Bueno, pues con buen humor y cierto sentido común intentaremos vivirlo y comentarlo.

De momento puedo anunciarles que nadie quiere perderse este otoño. Con decirles que hasta los Duques de Palma han vuelto, ya está todo dicho. Algo insólito puede ocurrir y espero que también tenga su logotipo.

Hasta la próxima semana.

Paco Fochs-Estrella Digital

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Paco Fochs

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias