martes, diciembre 6, 2022

¡Más humildad, Ronaldo, más humildad!

¿Es una coincidencia que Ronaldo declare a pié de campo que se siente triste, justo días después de que a Iniesta le dieran el Balón de Oro? No lo creo, y no lo creo porque ya en el acto de entrega del premio dio muestras de sus malas maneras, de su egolatría, de su infantilismo y orgullo desmedido, negándose a felicitar al jugador del Barcelona. Una actitud cicatera y rencorosa que dice poco de uno de los mejores jugadores del mundo. Un joven que ha llegado a la cúspide por méritos propios, pero a quien la soberbia le sigue jugando malas pasadas porque actitudes como la suya dentro y fuera del campo, le retratan mejor que ninguna otra imagen. No solo ante los aficionados del Real Madrid, a quien debe un enorme respeto,  sino ante millones de espectadores que como yo, siguen pensando que a este niñato alguien debería darle unos buenos azotes en el culo, y enseñarle que el fútbol no es solo un deporte de masas, en el que si llegas a la cúspide puedes ganar cantidades astronómicas que permiten decir tonterías como esa de que la gente le envidia porque es el más rico, el más guapo y el mejor jugador, sin que se le caiga la cara de vergüenza.

No, el fútbol es algo más que todo eso, es un deporte donde valores como el compañerismo, la humildad, la generosidad, la solidaridad, tienen mucho que decir. Y como muestra ahí están tres jugadores Iniesta, Casillas y Xavi, que no solo son unos grandes deportistas sino unas grandes personas: generosos, humildes, un ejemplo para todos esos chavales que sueñan -como un día hicieron ellos-, con llegar a tocar balón en dos de los equipos más admirados del mundo: El Real Madrid y el Barcelona. Chicos que pese a sus méritos deportivos, siguen viviendo en sus antiguos barrios, comiendo y yendo al cine con sus antiguos compañeros de colegio. Gente que les permite tener los pies en la tierra, que les cuentan las penurias que pasa la gente en momentos tan duros como los que estamos viviendo.

Por suerte la mayoría son como Iniesta, Casillas y Xavi, no solo en el fútbol, también en tenis, en ciclismo, en baloncesto, pero no conozco a ninguno como Ronaldo, que después de cuatro años viviendo en España no se le conozcan más amigos que su propia familia, su entrenador, y la novia de turno. ¡Pobre niño rico! Claro que en el pecado lleva la penitencia.

Rosa Villacastín-Estrella Digital

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Rosa Villacastín

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias