jueves, diciembre 8, 2022

Socialistas

Terminada la transición de poder, los socialistas españoles han vuelto a lo que realmente les preocupa. Y lo que les preocupa es el poder dentro del propio PSOE.
Ayer mismo, bastó que el presidente del Congreso diese por concluido el debate de investidura de Rajoy para que se desatasen las hostilidades.
Fue como una señal.
Aunque, ya en el debate, hubo socialistas que no aplaudieron el discurso de Rubalcaba que, dicho sea de paso, lo usó para hacer campaña a favor de su propia candidatura a Secretario General del PSOE no para hacer oposición a Rajoy, y otros compañeros suyos aplaudieron al líder del PP, bastó que se cerrase el debate para que se hiciese público el manifiesto “Mucho PSOE por hacer”, firmado por Chacón, Caamaño, Narbona, López Aguilar, Javier Rojo, entre los más destacados e, incluso, por Leire Pajín, ya que lo hace Federico Buyolo, en su nombre.
Dicen las malas lenguas que el manifiesto es obra de Zapatero. Algo así como su venganza póstuma de Rubalcaba.
Sea lo que sea, hasta febrero, vamos a asistir a unos movimientos internos dentro del PSOE que “farán fablar a las piedras”. Porque el que crea que Rubalcaba se va a quedar quieto no conoce al personaje. Y eso que me han dicho que anda tocado porque se ha sentido traicionado por alguno de los firmantes.

Pinocchio

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias