jueves, julio 18, 2024
- Publicidad -

Newgarden gana en la última vuelta unas accidentadas 500 Millas de Indianápolis; Palou, cuarto

Newgarden ha ganado las 500 Millas de Indianápolis tras superar a Ericsson en la última vuelta. Palou ha sido cuarto, aunque podía haber estado en la lucha por la victoria de no ser por un toque de VeeKay.

No te pierdas...

Ángela Merino
Ángela Merino
Periodista y comunicadora. | [email protected]

Josef Newgarden se ha proclamado ganador de la 107ª edición de las 500 Millas de Indianápolis en la última vuelta. Ha sido una carrera bastante accidentada, sobre todo en la recta final, y el de Penske le ha arrebatado el liderato a Marcus Ericsson en la última vuelta. Álex Palou ha sido cuarto y sus opciones de victoria han terminado en la Vuelta 95 cuando Rinus VeeKay le ha llevado contra el muro a la salida de boxes.

Las 500 Millas de Indianápolis es una de las carreras más especiales para todos los amantes del automovilismo. Además, esta edición tiene un extra de emoción para los españoles, pues hace una semana que Álex Palou hizo historia y consiguió la Pole, convirtiéndose en el primer español en lograrlo.

Los problemas llegaron justo antes de que comenzara la carrera. Graham Rahal, que no se clasificó para la carrera, encontró la manera de correr con el #24 del equipo Stefan Wilson. Sin embargo, cuando Roger Penske gritó eso de ‘Drivers, start your engines’ —pilotos, ¡arrancad vuestors motores!—, Rahal se quedó clavado en la parrilla de la salida. Tuvieron que llevarle de vuelta a boxes y aunque no tomó la salida, pudo reincorporarse en la segunda vuelta de la carrera.

VeeKay y Rosenqvist acompañaron a Palou en la primera línea de carrera. El español mantuvo el liderato en los primeros giros y aunque el de Ed Carpenter se lo arrebató de forma momentánea, no tardó en volver a la primera posición. Sin embargo, todos sabían que en una carrera de 200 vueltas, en estos primeros giros hay mucho más que perder que ganar. Es más, en la Vuelta 7 ya veíamos a pilotos como Rosenqvist levantar el pie y hacer un ‘lift and coast’ para ahorrar combustible.

Palou y VeeKay se intercambiaron el liderato durante las primeras vueltas. En un circuito como este, seguir a un coche cambia mucho el balance del coche. Scott Dixon era octavo y comenzó a ahorrar energía, le superó Takuma Sato y su compañero Marcus Ericsson. Sin embargo, algo no iba bien en el Chip Ganassi, pues su coche vibraba más de la cuenta y parecía que la causa estaba en los neumáticos. Hizo su parada en la vuelta 27, perdió una vuelta ocn el líder y se reincorporó en la penúltima posición. Sin embargo, el resto de pilotos todavía tenía que parar.

La IndyCar fijaba la primera ventana de paradas entre la vuelta 28 y la 37. Perdersen y Castroneves siguieron a Dixon y también hicieron una parada temprana. En este circuito, a diferencia de otras categorías e incluso de otras carreras de la IndyCar, los neumáticos son estándar y los mismos para todos.

Palou hizo su primera parada en boxes en la vuelta 30 para cambiar neumáticos y repostar. En ese mismo giro también pasaron por boxes Ferrucci, Ilott, Enerson, Rahal y Sato. Veekay paró en la vuelta 33, también con muchas vibraciones, y salió por detrás de Palou. Quien también tuvo problemas fue Katherine Legge, pues tuvo que volver a boxes después de hacer su parada por un ligero toque con el muro. Los mecánicos metieron el coche en el garaje por un problema en la columna de dirección que querían intentar solucionar.

Con todas las paradas hechas, la parrilla volvió a ordenarse con Palou de nuevo al frente. El grupo de los líderes —Álex, Veekay y Rosenqvist— estaban inmersos en su propia lucha y consiguieron sacarle algo de distancia a Ferrucci y O’Ward, que rodaban inmediatamente por detrás. En la vuelta 62, Palou entró en boxes para hacer su segunda parada, seguido de Ferrucci. VeeKay aguantó tres vueltas más, ya que rodar detrás del español le estaba permitiendo ahorrar algo más de combustible que su rival. Al hacer la parada, salió por delante de Palou.

Los dos McLaren, Rosenqvist y O’Ward, superaron a Palou y a VeeKay tras la segunda tanda de paradas. El grupo empezó a compactarse en la parte delantera y a él se unió Ferrucci, que adelantó a Palou para ponerse cuarto. O’Ward era el líder de la carrera cuando Sting Ray Robb se fue contra el muro. El piloto de Dale Coyne cogió demasiado el carril exterior al intentar superar a Rahal y provocó la primera bandera amarilla de la carrera.

El incidente se produjo justo al borde de las terceras paradas, por lo que comenzó el movimiento en boxes. Casi toda la parrilla entró al Pit-Lane y fue cuando las opciones de Palou se desvanecieron. VeeKay salió de boxes derrapando, perdió el control de su coche y estrelló a Palou contra el muro de la salida de boxes. El piloto español tuvo que volver a pasar por boxes para cambiar el alerón delantero y hacer algunos ajustes, pero cayó a la 28ª posición y se quedó casi sin opciones de victoria. Rinus recibió un Drive-Through y también se quedó sin opciones de victoria.

Volvió a ondear la bandera verde y Palou comenzó a recuperar posiciones en la relanzada hasta llegar a la decimoséptima. Rosenqvist estaba al frente de la prueba. O’Ward poco después pidió entrar en boxes para poner más carga en el alerón delantero. Un par de vueltas después, Félix también paró para repostar.

En esta tanda de paradas, se produjo otro incidente. Herta salió de boxes por orden de su equipo y justo Grosjean, que entraba al box de delante, chocó lateralmente contra él. Sin embargo, los dos pudieron continuar en carrera sin daños. Palou también entró por boxes y rodó en la undécima posición, justo por detrás de Sato.

Josef Newgarden fue uno de los grandes beneficiados del caos en esta edición de las 500 Millas de Indianápolis. En la vuelta 144, se marcó un adelantamiento espectacular para colocarse segundo. Palou siguió recuperando posiciones y cuando se acercaba a Ed Carpenter, se produjo una nueva bandera amarilla. Grosjean acabó contra el muro y puso fin a su participación en esta prueba. Una vez retirado el coche de la pista, se abrió el Pit-Lane y algunos optaron por entrar. Podía ser la última parada de la carrera, pero quedaban casi 50 vueltas para el final y era un poco precipitado.

La bandera verde ondeó a falta de 41 vueltas para el final de la carrera. Ferrucci se volvió completamente loco y escaló a la tercera plaza, seguido de Newgarden y Ericsson. El piloto de AJ Foyt se puso líder de las 500 Millas de Indianápolis ante la emoción de los miembros de su equipo y de la grada. Malukas y Canapino tuvieron un toque leve que les permitió continuar en carrera.

Palou, que seguía su particular remontada, fue superado por Conor Daly. Kirkwood todavía tenía algo de ritmo bajo la manga y se puso tercero, justo por detrás de Newgarden y Rosenqvist. Ferrucci entró en boxes y uno de los neumáticos superó la línea blanca al cambiarlo y eso, según el reglamento de la IndyCar, implica sanción. Sin embargo, todo se quedó en una multa.

Con Ericsson al frente, todavía quedaba otra parada más y Rosenqvist le ganó la batalla a Newgarden y Kirkwood en la zona de boxes. O’Ward hizo su parada y volvió a la pelea, aunque las posiciones eran virtuales porque todavía había pilotos que tenían que hacer sus paradas. En la vuelta 185, se produjo el incidente más grave de la carrera hasta el momento.

Rosenqvist lo tenía prácticamente hecho y era uno de los grandes candidatos a la victoria. Se fue un poco largo en la Curva 1, tocó el muro y perdió el control del coche. Salió disparado hacia mitad de la pista y Kirkwood se llevó la peor parte. El de Andretti no pudo hacer nada para evitar el ctoque y chocó contra el muro de manera brusca. Su coche terminó volcado y una de las ruedas salió despedida a la grada. Las asistencias atendieron al piloto, que se encontraba en buen estado, y mandaron al resto de pilotos al Pit-Lane, aunque sin bandera roja, solo amarilla. Minutos después, y con 14 vueltas para el final, decidieron sacar la bandera roja.

La prueba volvió a ponerse en marcha con Hunter-Reay, Ilott y Canapino en cabeza. Sin embargo, en cuanto se abrió el Pit-Lane, los tres entraron directos a boxes y terminaron con cualquier opción de conseguir la victoria. El líder real de la prueba era O’Ward, seguido de Ericsson y Newgarden. Palou era sexto y aunque era complicado, todavía no estaba descartado por completo que pudiera ganar la prueba.

La carrera se puso en marcha a falta de ocho vueltas para el final, pero se volvió a mascar la tragedia. Newgarden le arrebató el liderato a O’Ward, mientras el de McLaren y Ericsson peleaban por la segunda plaza. Pato tocó el césped y se fue contra el muro. Por detrás, McLauglin tocó a Pagenaud, que terminó contra el muro, y Canapino, con algún problema en la dirección, impactó por detrás contra O’Ward.

La carrera volvió a ponerse en marcha con cuatro vueltas para el final, con Newgarden al frente de la prueba y Palou, quinto. Sin embargo, la bandera verde duró unos pocos metros. En la resalida, Lundgaard tocó a Ed Carpenter y le dejó fuera de carrera; por detrás, RC Enerson se vio involucrado en otro toque que obligó a ondear la bandera amarilla y, minutos después, la roja.

Eso sí, había confusión por el orden de la parrilla y los adelantamientos que se produjeron justo en la relanzada. Ericsson superó a Newgarden, pero la realización le colocó en la cuarta plaza. Sin embargo, ya en el Pit-Lane le devolvieron a las segunda plaza, seguido de Ferrucci, Rossi y Palou.

La carrera se volvió a poner en marcha con dos vueltas para el final, aunque una bajo coche de seguridad y únicamente una de carrera real. Ericsson y Newgarden se iban a disputar la victoria, cuando el de Penske le arrebató el liderato y le quitó cualquier posibilidad de cogerle el rebufo. Palou superó a Rossi, pero ya no pudo con Ferrucci y se tuvo que conformar con la cuarta plaza.

Newgarden paró el coche en mitad de la pista y se saltó a la grada a celebrar con todos los aficionados presentes en el circuito. Así pone final a una victoria muy trabajada y, por supuesto, la que le permite entrar aún más en los libros de historia de la IndyCar y del automovilismo en general.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -