viernes, diciembre 9, 2022

La encrucijada

La verdad es que dirigir hoy el PSOE debe de ser mas difícil que hacer encaje de bolillos. Y es que es evidente que Pérez Rubalcaba no gana para sobresaltos que día si día también le dan los suyos. Es evidente que para Rubalcaba enfrentarse al PP no constituye ningún problema. Tiene muchos trienios en política, pero otra cosa es tener que estar haciendo frente a los suyos.

Que hace tiempo el PSC se ha convertido en un problema para el PSOE es algo evidente, y que la posición del PSC respecto al llamado «derecho a decidir» que propugnan los nacionalistas catalanes, no es compartida por la mayoría de la militancia socialista es algo obvio. Pero Rubalcaba, ya digo, intenta conciliar la posición del PSC con la de su partido convencido como está que la ruptura con sus hasta ahora compañeros catalanes sería un error. Sin embargo en las filas del PSOE hace tiempo que se siente esa incomodidad con respecto al PSC. No sólo eso, es que además muchos socialistas piensan que el PSC empieza a ser un lastre.

Guerra fue quien cocinó el acuerdo con el PSC que dio lugar a que el PSOE renunciara a ser un partido autónomo en Cataluña

Lo cierto es que Alfonso Guerra le ha venido a poner voz y rostro a esas inquietudes y opiniones que muchos comparten en el PSOE diciendo que a lo mejor ha llegado la hora de que el PSOE recupere sus siglas en Cataluña. Pero ha dicho más, nada menos que encuentra que el PSC es poco socialista.

Las palabras de Guerra tienen un valor significativo habida cuenta que en su día fue él quien cocinó el acuerdo con el PSC que dio lugar a que el PSOE renunciara a ser un partido autónomo en Cataluña.

A Guerra le han respondido desde el PSC diciéndole que es un hombre del pasado y que por tanto no tiene nada que decir. Una respuesta que no responde al quid de la cuestión y que parece más una pataleta.

El caso es que en la próxima Conferencia Política del PSOE prevista para este mes de noviembre Cataluña se va a convertir en objeto de debate y puede que, además de Guerra, haya otros socialistas que se atrevan a decir en voz alta lo que muchos piensan: que el PSOE pierde votantes por no tener un discurso claro sobre España y que están perdiendo credibilidad por el empeño de nadar entre dos aguas.

Seguramente Pérez Rubalcaba hará lo imposible para impedir que Cataluña se convierta en protagonista de la Conferencia Política, pero lo consiga o no, tarde o temprano tendrá que abordar el problema. Y el problema no es otro que el que hace tiempo que el PSC ha ido perdiendo su identidad socialista para terminar siendo un paniaguado partido con ribetes nacionalistas.

No sé si lo que más le conviene al PSC es la ruptura con el PSE, creo que al contrario, si eso sucede, terminarán siendo irrelevantes. Pero lo que sí que me parece es que muchos, muchísimos votantes socialistas preferirían que el PSOE volviera a presentarse como PSOE en Cataluña amén de recuperar un discurso claro sobre su idea de España. La cuestión es si Alfredo Pérez Rubalcaba abordará el problema o preferirá retrasarlo y continuar navegando entre dos aguas igualmente turbulentas.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Julia Navarro

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias