viernes, diciembre 2, 2022

Felipe, el jefe de la «vieja guardia»

Alfredo Pérez Rubalcaba ha querido zanjar las críticas a la posición del PSOE sobre el tema catalán respaldándose en Felipe González. Ante las críticas de algunos ex dirigentes del PSOE sobre la política autonómica del partido, ha sentenciado que se siente apoyado por su jefe.

Al mismo tiempo, el actual secretario general del PSOE ha dejado abierta su participación en las elecciones primarias para elegir candidato a la presidencia del Gobierno.

Hay algunas evidencias, algunos datos, que son profundamente tozudos. El primero y más importante: el PSOE está, en el mejor de los casos, estancado en su expectativa de voto, a pesar del enorme deterioro del partido en el gobierno. Las pérdidas que podría tener el PP en sitios clave, como los ayuntamientos de Madrid y Valencia y la presidencia de esas mismas comunidades, no corresponden con ascensos del PSOE sino con la eclosión de otras fuerzas.

Pero el mayor drama de todos se produce precisamente en Cataluña, donde el partido hermano del PSOE, el PSC, corre el riesgo de convertirse en irrelevante. La causa es la pérdida de su electorado histórico natural, lejos de las tesis ambiguas en las relaciones con Cataluña y España. Sin embargo el PSC, abandonando su posición de un catalanismo profundamente español, no ha conseguido pescar en los caladeros nacionalistas. Y cuanto más insiste en esas tesis renovadas, más electores pierde.

El PSC corre el riesgo de convertirse en irrelevante

Para salvar este inmenso escollo, Alfredo Pérez Rubalcaba propone una reforma de la Constitución para convertir España en un estado federal. Pero a falta de otras razones para tal propuesta, es obligatorio deducir que la razón para esa reforma de la Constitución es lograr frenar la alternativa independentista que capitanea el president de la Generalitat.

Varias cuestiones: primera, como el secretario general del PSOE no ha desarrollado su idea de estado federal para el caso que nos ocupa, habrá que referirse a los manuales de ciencia política. Y en síntesis, un estado federal se compone por estados regionales que se aplican un modelo igualitario para separar las competencias exclusivas del Estado federal y las de cada uno de los estados asociados. Y las responsabilidades fiscales se reparten entre impuestos que son solo para los gastos del estado y los que cada estado asociado promulga para financiarse. Es decir, no dice nada de asimetría ni de la posibilidad de que algún o algunos de los estados que compongan la federación puedan estar en derechos por encima de los demás.

Pudiera ocurrir que prosperara la opción de Rubalcaba y al mismo tiempo fuera rechazada por quien no está dispuesto a la igualdad en un estado que pretende abandonar.

Lo cierto es que el PSOE ha dado pasos en los últimos años que tienen que ver con la actual crisis institucional del modelo de estado español. Desde la iniciativa en reformas autonómicas que nadie había reclamado hasta las alianzas con partidos nacionalistas para lograr el gobierno en algunas autonomías que han tenido importantes efectos colaterales. La bajada de votos del PSOE o su partido hermano y la eclosión de las fuerzas que pretenden ahora la disgregación o distanciamiento de España.

Puede que el jefe de la viaja guardia esté con Rubalcaba; pero los componentes de esa agrupación no están solos dentro del PSOE al reclamar coherencia en el mantenimiento de señas de identidad que ahora no se ven por ningún sitio.

No importa que Felipe piense lo que piense, porque lo capital es la profunda crisis de carácter sistémico en que ha dejado al socialismo español la guardia de José Luis Rodríguez Zapatero. Y los muertos (políticos) en las cunetas del tránsito de Zapatero por el PSOE, que son muchos, no tienen capacidad de reacción precisamente porque fueron liquidados. Puro estalinismo político.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Carlos Carnicero

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias