lunes, febrero 6, 2023

Ancianos pastilleros

No te pierdas...

El copago o repago sanitario no sólo goza de gran predicamento en el Partido Popular, sino que al escritor Álvaro Pombo, que aspira a una colocación en el Senado presentando su candidatura en las listas de UPyD, le parece que «no es mala idea». Sin llegar a ser un ferviente entusiasta como, por ejemplo, Esperanza Aguirre, Pombo sí cree que esa modalidad de cobrar a la gente dos veces por la misma cosa mantendría un poco a raya a los que él percibe como grandes glotones de medicamentos, «las personas mayores». Y para percibir semejante cosa no necesita mirar alrededor: «Las personas mayores somos muy pildoreros, tenemos una cantidad industrial de medicinas que nos dan gratis y una especie de parafarmacia».

Pues es innecesario señalar que al señor Pombo le asiste todo el derecho del mundo a pensar y a decir lo que estime conveniente, y aun proponerlo al prójimo, no se va a señalar, y sí, en cambio, para situar su mensaje político en el escenario correcto, que se trata de un ciudadano más desinhibido por razón de su oficio que los políticos profesionales, y que, además, suele buscar la originalidad y el humor desesperadamente así en su obra como en su conversación. Dicho esto, sí cabría recordarle, toda vez que algo de razón lleva en identificar a los ancianos como grandes consumidores de medicamentos, que en la mayoría de los casos son esos específicos tomados con mesura o a mansalva los que les mantienen vivos o en unas razonablemente buenas condiciones de vida. O dicho de otro modo: que son las «píldoras» las que, bien que no sin indeseables efectos secundarios, nos alargan la vida.

Si de lo que se trata es de proponer más recortes en el gasto público, suprímase, sin ir más lejos, el Senado, que no sirve para maldita la cosa y nos cuesta un riñón y parte del otro. Ya no podría Álvaro Pombo sentarse en su hemiciclo, ni disfrutar al fin de la vida muelle y espléndidamente remunerada que a los escritores se nos niega, pero seguro que seguirá regalándonos, desde su casa o desde un café, sus divertidas ocurrencias.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Rafael Torres

Artículo anterior
Artículo siguiente

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -