jueves, diciembre 1, 2022

Se ha hecho lo peor que se podía hacer

Lo peor que se podía hacer para ayudar a terminar con la violencia y avanzar en el proceso de pacificación de Euskadi, lo peor, digo, es lo que se ha hecho: nada menos que condenar a diez años de prisión a Otegi y también a Usabiaga por -según la sentencia de la Audiencia Nacional- formar parte de la dirección de ETA. La determinación de la izquierda abertzale y especialmente de Otegi y sus compañeros por poner fin al conflicto violento es algo tan evidente que lo vería incluso un ciego o un sordo total. Es ridículo pasarse la vida -como hemos hecho todos los demócratas- exigiendo el final de ETA y el desistimiento de cualquier ayuda a la banda por parte de la izquierda abertzale para encontrarnos a estas alturas con la flamante sentencia de la Audiencia Nacional. Claro que el día anterior tampoco ayudó mucho el fiscal general del Estado con su apuesta por la ilegalización de lo que ya es legal. Lo que hasta hace algún tiempo era propio de la filosofía y la política de la derecha del PP se ha convertido en una actitud bastante más extendida.

Se ha extendido incluso a sectores o personas que no sacan ni sacarían nada del hecho de que se frustrase el proceso de pacificación o el abandono por ETA de la violencia. Yo creía que tal cosa se quedaría en un ámbito extremadamente minoritario, de aquellos que llevan mucho tiempo demostrando que lo que quieren de verdad es que el conflicto siga para seguir beneficiándose de su existencia. Pues vamos a ver si nos ponemos todos razonables y dejamos ese pensamiento al ámbito estricto del que jamás debió salir. Y vamos a confiar en que el Tribunal Supremo atenderá el recurso de los condenados y pondrá cordura y sentido de la equidad y la sensibilidad social y política en un asunto de tanta envergadura. Decir a estas alturas que Otegi y Usabiaga forman parte de la dirección de ETA es un enorme contrasentido y una afirmación que no resiste el mínimo análisis jurídico ni político y que no se fundamenta en ninguna razón ni en ningún hecho al alcance de todos los ciudadanos.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Pedro Calvo Hernando

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias