miércoles, diciembre 7, 2022

Científicos analizan una posible señal extraterrestre captada por un telescopio ruso

El colectivo SETI, formado por un grupo de científicos que se dedican a la búsqueda de vida en el espacio, investiga una emisión de radio captada por la Academia Rusa de Ciencias en mayo de 2015. Esta detección, que no fue debidamente comunicada en su momento, se encuentra actualmente bajo estudio, pues podría tratarse de una transmisión de vida inteligente.

El radiotelescopio ruso RATAN-600, que se encuentra en Zelenchukskaya, una pequeña localidad de la zona norte del Cáucaso, fue responsable de dicha captación, la cual proviene de la estrella HD 164595, un astro de características similares al Sol ubicado a unos 95 años luz de la Tierra. La señal en cuestión poseía una longitud de onda de 2,7 cm, una cifra notablemente alta para ser producida por razones naturales, por lo que los astrónomos han creído conveniente realizar un estudio más exhaustivo.

Ratan_3

Para ello, el SETI ha orientado su red de telescopios ATA (Allen Telescope Array) desde el 28 de agosto en dirección a la estrella HD 164595 durante dos días en búsqueda de nuevas señales, y aunque en su reciente comunicado afirman no haber abarcado aún el mismo radio de acción que los investigadores rusos, las radiaciones recibidas hasta el momento apenas alcanzan los 0,1 Janskys, lo que se traduce coloquialmente como señales débiles, frente a los 0,75 Janksys de la señal original.

Por el momento, es pronto para asegurar la existencia de vida más allá de nuestro planeta, ya que existen evidencias científicas que podrían dar explicación a la recepción de estas señales, como interferencias terrestres. Habrá que seguir esperando.

Darío Vázquez

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias