domingo, febrero 5, 2023

Del rojo al gris

No te pierdas...

Ahora que muchos añoran los años de la Transición, o mejor dicho, la altura de miras de los políticos de entonces para consensuar el futuro, Antonio Pérez Henares decide publicar un libro que es parte de la memoria de aquellos años.

Antonio Pérez Henares, «Chani», como todos le conocemos, es un periodista de la vieja escuela que tiene en su haber unos a cuantos libros y que ahora nos sorprende con otro que es una memoria novelada.

Chani ha titulado su libro «Yo, que sí que corrí delante de los grises» y a través de sus páginas nos lleva aquellos años en la que entre todos estábamos poniendo los cimientos de ese futuro que se nos ha hecho presente.

Escribe Chani que «la juventud es el tiempo de las verdades absolutas» y recrea sus años mozos con la mirada de quien ya lo ha visto casi todo y ya no le pueden convencer de casi nada. Es decir, sin ser un libro melancólico destila la melancolía de alguien que, con el paso de los años, al echar la vista atrás no puede dejar de hacerlo sin un deje de decepción y descreimiento.

«La juventud es el tiempo de las verdades absolutas»

En el libro, Chani recrea su adolescencia, la del chico de una pequeña ciudad de provincias, ávido de lecturas y de saber que había más allá de los lindes de la cotidianidad. El chico al que en el instituto le prohíben publicar un artículo sobre Buero Vallejo, o el que se tiene que abrir paso entre las tinieblas de una España donde se carecía de lo principal, la libertad, y donde hasta un tenue beso era pecado mortal.

Su historia es la del joven que asiste como espectador en primera fila al ocaso del franquismo, a la muerte del Dictador, a la llegada de un Rey que, como bien recuerda, entonces no quería nadie, pero que empujó como el que más en el empeño porque España recuperara las libertades.

La militancia en el PCE, la clandestinidad, la admiración por Allende, la emoción por el regreso a España de Pasionaria, las primeras elecciones a Cortes democráticas, el 23 F vivido desde la tribuna de prensa, etc. Pero más allá de los acontecimientos políticos, el libro de Chani es como un fresco, en el que se refleja cómo era la sociedad de la época a través de cómo era él mismo. Confiesa que veía el cine de Bergman sin que le gustara ni poco ni mucho ni nada, y cómo había sustituido la fe del carbonero que le inculcaran en el instituto por otra fe, por otra iglesia, aquella cuya doctrina era la interpretación materialista de la historia. Y todo eso junto al primer amor, y el descubrimiento de los otros secretos de la vida.

Aquél chico que entonces era un «rojo» corrió delante de los grises y se la jugó. Y en la mirada de hoy queda en resabio de quien ha aflorado, el resabio de quien se ha llevado unas cuantas decepciones, por más que se siente orgulloso de haber estado donde había que estar cuando había estar.

«Yo, que corrí delante de los grises» es la biografía novelada no solo de Chani, sino de toda una generación. Es una novela sobre los albores de la Transición, un espejo en el que mirar tal como éramos. Es una manera de volver a reencontrarnos con nosotros mismos. Se lo recomiendo sobre todo porque está escrito con ironía y sin añoranza y, aún así, sabe tocar el corazón.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Julia Navarro

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -