domingo, febrero 5, 2023

Te llamo Escrache para pegarte un porrazo

No te pierdas...

Vaya por delante que no entiendo por qué utilizamos ‘palabros’ raros para definir cosas que tienen nombre en castellano. Visto lo visto no sé cómo definir un escrache así que he decidido hablar de ello en castellano puro y duro.

Defiendo y defenderé la protesta pero jamás aceptaré el acoso. Y son cosas distintas.

Entiendo y comparto la rabia, la desesperación, el asco, la inquina, la furibunda sensación de estar gobernados por cajeros automáticos en los que sólo entren billetes y salgan lágrimas.

El PP es feliz reprimiendo, multando y sacando uniformes con porras a intentar acallar lo que la constitución permite expresar

Me asquea profundamente la frigidez social del PP para con los afectados de los desahucios, para todos aquellos a los que, sin ser culpables de la crisis, la pagan. Es ofensivo ver cómo cada día cientos de minutos, de letras, de sonidos nos trasladan la repugnante manera de “medrar” de algunos que ahora se visten trajes de plañidera dignidad.

Emponzoñan las palabras con tan nauseabundas intenciones como los actos que las acompañan.

Enfrente, plataformas de movimientos sociales que son las que han sacudido conciencias y han puesto ante nuestros ojos duras y dolosas realidades que tienen solución. Pero el PP no quiere. Es así de sencillo. En su pugna por destruir cualquier cosa que nos iguale en derechos, lo único que hace es igualarnos en sufrimiento. Es verdad que más tarde de lo deseado ahí estamos dando una batalla justa en el lugar adecuado: en el de la gente.

No estoy a favor de los escraches si éstos se entienden como acoso. Yo sé lo que es recibir anónimos, amenazas y no quiero para otro lo mismo por muy mezquino que sea y por muchas ganas de abofetear que tenga. La violencia jamás fue buena cicatrizadora. Muy al contrario abre heridas que sólo benefician a las bacterias de odio  que acaban con lo poco sano que aún nos queda.

Y es que el PP es a la represión como un tonto a un lápiz. Es feliz reprimiendo, multando y sacando uniformes con porras a intentar acallar lo que la constitución permite expresar. Es de tal grado su mezquindad que se arroga una dignidad que yace en el fondo de un enorme estercolero con capas y capas de indecentes sobres rellenos con el sudor de otros y que suenen a sintonía de películas de mafia de aquello años. Hablan de acoso acosando con porras. Porque sólo se miran en el espejo para engominarse, obviamente.

La PAH es un compendio de lucha, de tesón, de esperanza y un halo inmenso de justicia

Pero la PAH no son sólo escraches, no. La PAH es un compendio de lucha, de tesón, de esperanza y un halo inmenso de justicia para quienes ya hasta la esperanza empaquetaban para ir a la intemperie.

Todo el mundo considera injustos los desahucios y una política de usura bancaria que ya ha sido condenada hasta las más altas instancias. Todos menos un PP enquistado en seguir insuflando dinero a los bancos a costa de quienes pasan hambre o frío porque hasta la calefacción es un lujo insalvable. Trabajemos juntos contra la injusticia, la bancaria, la social, la económica. Hagamos de esta sociedad algo incompatible con la avaricia. Dejemos de mirarnos de reojo los que estamos llamados a sufrir todo esto pero también a darle solución.

Ya hace muchos años, aquellos movimientos obreros se dieron cuenta de que juntos eran más fuertes. Nuestros abuelos son la clave de una victoria urdida desde la generosidad y desde el trabajo.

Venceremos. Otra vez.

Leire Díez – Estrella Digital

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Firma Invitada

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -