lunes, diciembre 5, 2022

Edurne Uriarte y la progresía española

Me niego a seguir alimentando el ego de Artur Mas. Su montaje suena ful. Cataluña no se puede independizar nunca. Perdería dinero. De hecho, en la conferencia de ayer del Presidente de la Generalidad en Madrid no hubo ni un solo gran empresario. Diré más, la independencia defendida con tanto entusiasmo por el separatismo catalán empobrecería a Cataluña en más de un 20% y desplomaría su renta per cápita hasta niveles similares a los de Chipre. Y eso no cuadra con el pensamiento catalán.

Y que no, vaya, que me niego a seguir dándole bolinga a un problema irresoluto. Es perder el tiempo. No sirve para nada. En 1932, ya dijo el filósofo y político José Ortega y Gasset que ‘Cataluña es un problema que no se puede resolver, que sólo se puede conllevar; que es un problema perpetuo; que ha sido siempre y que seguirá siendo mientras España subsista”.

Hoy, me interesa mucho más sacar a relucir la mezquindad de la progresía española. La tacañería intelectual de una gente que va por el mundo perdonando la vida a cualquiera que piense distinto.

Y es que lo que los progres le han hecho a Edurne Uriarte ha sido impresentable. Y, muy especialmente, esa prensa progresista que ha hablado de ella en tono despectivo.

Hasta ahora, muchos pensábamos que la señora Uriarte era Catedrática de Ciencia Política en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Rey Juan Carlos. Que ETA atentó contra ella colocando una bomba que no hizo explosión en el ascensor de la facultad en la que daba clases de la Universidad del País vasco.

Que es columnista, desde hace casi veinte años, en El Correo, Expansión, ABC y la revista Mujer de Hoy. Que fue miembro de la Ejecutiva del Partido Socialista de Euskadi. Y fundadora del Foro Ermua. Y Presidenta de la Fundación para la Libertad. Y autora de diez libros. Y tertuliana de varias cadenas de radio. Y Medalla al Mérito Constitucional en 2004 y premio de Periodismo Carmen Goes. Eso creíamos.

Pero, desde hace unos días y según esa prensa progresista, Edurne Uriarte sólo es, despreciativamente,  “la mujer del ministro Wert”.

Y, simplemente, por haber fichaso como tertuliana de Los Desayunos de TVE. Es alucinante. Sobre todo si se piensa que ninguno de ellos dijo nunca, por ejemplo, que TVE había cesado, en ese mismo programa, a la mujer de Antonio García Ferreras.

Saque el lector las conclusiones que quiera.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

La sonrisa de la avispa

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias