miércoles, noviembre 30, 2022

Zapatero carece de ‘auctoritas’

Dados los datos económico-sociales que presenta y presentaba nuestro país en el momento de realizarse las elecciones del pasado domingo, no sorprende el resultado. Conviene recordar que, en el momento en que se realizaron, había y hay prácticamente 5 millones de desempleados. Que el desempleo juvenil era y es de  alrededor de un 45%. Que los desempleados de larga duración sumaban y suman alrededor 2,2 millones y, quizá lo peor de todo, que la ineptitud del gobierno, estaba y está matando la esperanza de los ciudadanos de este país y eso es lo último que se puede perder.

¿Qué se puede hacer para revertir la situación o, al menos, recuperar la esperanza? Porque esta situación no es nueva en España. No es la primera vez que España, en democracia, se encuentra en una situación realmente compleja y en algunos momentos, incluso, más compleja que la actual.

Por si alguien no se acuerda, le diré que eran los tiempos de la transición y que nuestro país se desangraba. Inflación desatada, desempleo, crisis energética y crisis política. Todo era un completo desastre. Pero aquellos políticos de entonces, junto a empresarios, sindicatos y gobierno, se reunieron en la sede de la Presidencia del Gobierno, firmaron lo que se llamó Los pactos de la Moncloa y nos dejaron, entre otros, el siguiente texto:
“Un primer aspecto en el que se ha alcanzado una base de entendimiento ha sido en el diagnóstico de la situación económica del país, calificada como grave debido a la confluencia de diversas crisis. La coincidencia de este diagnóstico debe servir, a juicio de los reunidos, de base para adoptar las medidas que, dentro del marco de una economía de mercado, resultan imprescindibles para sanear y reformar la actividad económica y que puedan permitir su superación y consiguiente relanzamiento”.

Es sorprendente comprobar que, más de treinta años después, a todos nos podría parecer maravilloso leer en las portadas de la prensa de mañana, una noticia que dijese algo parecido a eso, aunque lo cierto, es que no parece que vaya a ser posible.

Hace ahora año y medio o dos años, el Profesor Tamames se lo trajo a la memoria a nuestro Presidente y le indicó, la conveniencia de hacer algo similar. La respuesta de Zapatero fue que no se preocupase, que nuestros problemas se solucionarían rápidamente. ¡Vaya profeta!, eso fue clarividencia y lo demás es puro cuento.

Tengo la impresión de que si el Sr. Zapatero hubiese seguido las indicaciones del Profesor Tamames, quizá nuestra situación actual podría ser bastante distinta, ya que se habría logrado la implicación de todos los interlocutores sociales, gobierno, patronal, sindicatos y partidos políticos. Todos juntos, colaborando en la búsqueda de una solución y comprometidos, todos, en la aplicación de las medidas acordadas para alcanzarla.

Pero, ¿es tarde aún para firmar algo parecido? Yo creo que no. Sólo falta voluntad política de hacerlo. Y de eso no queda. Ni en el PSOE ni en el PP. Y aunque el Presidente Zapatero ha filtrado a algunos medios que intentará consensuar todas las medidas con Rajoy, está tan desprestigiado que ya ni su partido le dejaría.
Zapatero, como se decía en la Roma Clásica, ya no tiene “auctoritas” para hacer nada. Y eso le lastra de tal manera que lo mejor que podría hacer es irse para dejar pasos a esa esperanza de pactos. España la necesita.

José Luis Martín Miralles

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias