lunes, noviembre 28, 2022

Internet, el tren y los nacionalismos

Dice el historiador Gabriel Tortella que una de las explicaciones de la división española es la tortuosidad de la orografía: “El país es abrupto, montañoso, con una alta meseta central separada de la periferia por fallas o cadenas montañosas y tiene ríos de torrente irregular y cauce poco profundo”. Esos ríos esmirriados son la causa de que no haya habido un fácil transporte terrestre y fluvial, como ha sucedido por ejemplo en Gran Bretaña, en Francia o en Alemania.

“Ese rasgo físico ha sido un factor importante en la tendencia española al regionalismo y al separatismo, trazo histórico muy persistente en la península, e impidió una temprana formación del mercado nacional con todas las consecuencias perniciosas que esto entraña en materia de división del trabajo, especialización, economías de escala, competencia, etc”.

Eso lo dice Tortella en un libro escrito hace década titulado “Los orígenes del capitalismo en España” (Tecnos).

Si eso es así, entonces la mejora de las comunicaciones ha sido una de las bases del crecimiento de la idea de España, y es la razón por la que la izquierda abertzale se oponga a obra gigantescas como el AVE al País Vasco.

En otro libro más reciente titulado “Los orígenes del siglo XXI” (Gadir) Tortella afirma que el nacimiento de la imprenta produjo un fenómeno localista en Europa que consistió en fortalecer las lenguas locales, como el alemán y el francés en detrimento del latín. Y fue en parte la explicación de los nacionalismos de esos países, del nacionalismo alemán, francés, español, italiano, que dio pie al surgimiento de naciones.

Internet, el tren, la televisión y las comunicaciones en general son hoy, en el siglo XXI, lo que la imprenta del siglo XV fue a su sociedad: un factor aglutinador. No sólo de territorios sino de países y hasta de continentes. Más poderosos en el tiempo que las victorias deportivas en España. Son tendencias imparables. Y eso es algo que deberían tener en cuenta los sociólogos a la hora de definir el futuro de los nacionalismos.

Carlos Salas

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias