viernes, diciembre 9, 2022

El bálsamo del Congreso

Seis años después siguen abiertas las heridas por la masacre de los atentados del 11-M, y también las divisiones y recelos acerca del acto terrorista más cruento de nuestra democracia. La presidenta de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, Pilar Manjón, que perdió en los atentados a su hijo Daniel, de 20 años, denuncia que «llevamos seis años de teoría de conspiración sin que haya cesado». Tuvo palabras muy duras contra Esperanza Aguirre y José María Aznar y también dijo que las 192 víctimas «dieron su vida por la democracia de este país».

La vicepresidenta de la AVT, Ángeles Pedraza, que perdió igualmente a su hija Myriam, de 25 años, en los atentados de marzo, habló en otro sentido. Ante el Bosque de los Ausentes, en el que se han levantado 192 cipreses y olivos en recuerdo a las vidas segadas, dijo que para evitar la impunidad hay que lograr que el terrorismo no prescriba.

El desgarro se hace presente ante el mismo dolor y hoy el Congreso ha sido el bálsamo. La clase política ha dado un ejemplo de responsabilidad y respeto en este día. Los actos celebrados ante la sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid sí han contado en esta ocasión con el dirigente socialista madrileño, Tomás Gómez, que el año pasado dio la espantada.

El Congreso fue el día para los ausentes, el homenaje a los asesinados por todos los terrorismos, religiosos, políticos y separatistas. Los tres poderes, el legislativo, el ejecutivo y el judicial rindieron su homenaje conjunto en el templo de la representación popular. Las dos Cámaras, las máximas autoridades de la Comunidad de Madrid, la Justicia y el Gobierno participaron en el acto. El Pleno del Congreso, con el Gobierno casi en pleno y los líderes de las principales formaciones políticas, rindió tributo a las víctimas de los atentados del 11-M y con ellas a todas las que ha causado el terrorismo en nuestro país a lo largo de las últimas décadas. Desde las tribunas siguieron también el acto representantes de las distintas asociaciones de víctimas, encabezados por la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundúa.

La trágica experiencia en el terrorismo ha convertido a España en un país envidiable para otras víctimas del terrorismo europeas, por el grado de sensibilización hacia ellas, tras muchos años de silencios. Así se ha puesto de manifiesto en el VI Día Europeo en Recuerdo de las Víctimas del Terrorismo, en Estrasburgo, donde se han recordado los atentados de Madrid y de Londres como los más graves en suelo europeo.

El presidente de la Cámara baja, José Bono, afirmó en la declaración institucional que «mantenemos viva y fresca la memoria para honrar a los muertos, para reconfortar a los vivos y para aborrecer a los asesinos».

Hasta la cercanía entre adversarios parecía otra ante el recuerdo de los asesinados. En este mismo lugar, horas después las voces de los niños que pronunciaron los 192 nombres de los muertos resonaron como una letanía.

Chelo Aparicio

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias