lunes, febrero 6, 2023

La Unión con Brasil

No te pierdas...

El último de los viajes de Nicolas Sarkozy, como presidente de la UE, ha tenido como destino Río de Janeiro, ciudad en la que se ha desarrollado la II Cumbre UE/Brasil, en cuyo seno se han tomado importantes acuerdos que «van mucho más allá de los temas económicos y comerciales», según palabras del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

Brasil se convirtió en socio estratégico de la UE en la I Cumbre UE/Brasil que tuvo lugar durante la presidencia portuguesa el 4 de julio del 2007 en Lisboa, y en esta II Cumbre se ha concretado un ambicioso plan de acción que subraya el compromiso contraído por ambas potencias con un sistema multilateral que intensifica la cooperación en los campos social, ambiental, de ciencia y tecnología, educación y cultura; y que incluso abarca áreas de paz y seguridad.

Brasil, con un crecimiento estimado por Naciones Unidas del 5,9 por ciento para el 2008 y un 2,1 en el 2009, es la economía más grande de Iberomérica y el décimo socio comercial de la Unión Europea, a la que envía el 25 por ciento de sus exportaciones y de la que recibe el 22 por ciento de sus importaciones; es decir, que la balanza comercial es favorable al país sudamericano en los últimos años, y en concreto en los nueve primeros meses del 2008 en unos 7.300 millones de euros.

En ese sentido, el presidente Sarkozy destacaba que «Brasil no es una potencia del mañana. Es una potencia de hoy, y Europa quiere caminar de la mano de Brasil», por lo que la UE apoyará al país sudamericano en sus aspiraciones a ocupar un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU.

En cuanto a la crisis financiera internacional, las dos potencias han hecho público su acuerdo para trabajar conjuntamente de cara a la próxima reunión del G-20 en abril del 2009, en Londres, «con una sola voz» ante los necesarios cambios en el sistema financiero internacional. Además, han acordado impulsar la rápida conclusión de la suspendida Ronda Doha de la Organización Mundial de Comercio, así como «la reanudación de las negociaciones de un Acuerdo de Asociación entre Mercosur y la UE», pues en palabras del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso -también presente en la Cumbre- «en tiempos de crisis es esencial resistirse al proteccionismo».

Otros acuerdos expresados en la Declaración Conjunta dada a conocer al final de la II Cumbre UE/Brasil hacen referencia a la posibilidad de que el país sudamericano acceda en un futuro al proyecto del Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER), o el memorando para el desarrollo sostenible de la Amazonia.

Tema éste último al que el presidente Lula se refirió al dar a conocer a los líderes de la UE su plan para reducir el 80 por 100 la deforestación de la Amazonia hasta el 2020, lo cual «representará 4.800 millones de toneladas de dióxido de carbono menos emitidas a la atmósfera: cantidad más alta que la que todos los países ricos, juntos, se han comprometido a reducir».

Concluyendo, pese a que lo más destacado en los medios de comunicación de la visita de Sarkozy a Brasil han sido las ventas de tecnología armamentística acordadas con «el país del futuro» -Stefan Zweig en su calidad de presidente de la República francesa, el aludido Plan de Acción de la Asociación Estratégica UE-Brasil, definido ahora hasta 2012, es un buen paso en la senda adecuada.

Ramón Tamames

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -